Bonafini repudia orden de aprehensión en su contra

Bonafini repudia orden de aprehensión en su contra

El pasado jueves, Mauricio Macri, presidente de Argentina, tomó acciones desarrolladas en contra de Hebe de Bonafini, presidenta de la asociación argentina de Madres de Plaza de Mayo, por el supuesto desvío de fondos, lo cual, motivó una protesta de simpatizantes frente a la sede de la  defensoría de los derechos humanos, debido al orden de aprehensión dictada en su contra.

Bonafini, cuestionó y repudió la decisión del juez federal Marcelo Martínez de Giorgi quién instruyó su captura y allanamiento al inmueble de la organización, es así que una gran cantidad de manifestantes imposibilitaron que los agentes tengan acceso al interior del inmueble.

“Al juez no lo respeto, porque él no nos respeta. A jueces pagos por el estado, tipos tan débiles y sometidos ante la guita, no lo puedo respetar”, manifestó Hebe de Bonafini por Radio del Plata. El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi, quien la había citado por el presunto desvío de fondos para el programa Sueños Compartidos, también se refirió al hecho y aclaró: “No es una persecución. Yo ordené la indagatoria de la Bonafini constructora de viviendas. De ningún modo eso cuestiona su rol como defensora de los derechos humanos”.

“No tiene vergüenza ese juez. Se la agarra con un grupo de viejas”, objetó la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, quien tenía planificado viajar a Mar del Plata y no pensaba modificar su plan. “¿Qué quiere que declare? Que revise las 40 cajas y todos los backup que le mande, contradijo Hebe, luego de haberse mostrado feliz porque más de “200 personas” la acompañaron a ella y a las Madres. “No tengo miedo de ir presa, porque muchas veces fui presa”, contó la titular de Madres quien recordó que: “Los narcotraficantes andan sueltos por ahí y para detener una vieja de 87 años, mandaron un montón de policías”.

Por otro lado, Bonafini expresó que siempre padeció de injusticias y constantes agresiones en la que incluyeron a su familia y que a partir de 1977 empezó su calvario, esto por la desaparición de su hijo Raúl, la desaparición de su nuera María Elena en 1978 y la tortura de su hija María Alejandra en el año 2005.

“Siempre la misma ignominia, la misma indiferencia, yo sentía como la denominada justicia era cómplice de los asesinos militares y marinos. Una justicia sin solidaridad, sin sentir por los otros, sin sufrir por ellos”, continúa la carta.

Luego del fracaso del primer orden de detención ordenado por el juez federal Martínez, dicha autoridad desistió en dicha intención, debido a la masiva movilización por parte de personas que acompañaron a la Madres en su tradicional ronda de jueves.

Finalmente, Hebe de Bonafini asegura que las Madres de Plaza de Mayo siempre van a defender los valores de solidaridad social y extenderán sus manos a los vulnerados, en este tiempo y en los que vendrán, para enfrentarse a los jueces.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario