Eduardo Cuhna exdiputado de Brasil fue detenido

Eduardo Cuhna exdiputado de Brasil fue detenido

El cerebro detrás del golpe parlamentario a la presidenta Dilma Rouseff, el exdiputado Eduardo Cunha, es acusado de recibir 5 millones de dólares en sobornos, lavado de dinero y evasión de impuestos.

El  exdiputado Eduardo Cunha promotor del proceso de juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff, fue detenido por la Policía Federal en su casa en Brasilia este miércoles por orden del  juez Federal Sergio Moro, después de haber perdido su inmunidad parlamentaria la semana pasada.

Cunha es dirigente del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), al que pertenece el presidente interino Michel Temer, quien está en el poder desde el pasado 31 de agosto, tras el golpe parlamentario en contra de la presidenta Dilma Rousseff

El político es sospechoso de recibir sobornos para liberar recursos de la Caixa Económica Federal además de lavado de dinero, evasión de impuestos, entre otros delitos.

También se le acusa por recibir 5 millones de dolares en  sobornos procedentes de los contratos de exploración de petróleo de Petrobras en África.

“Fue detenido en Brasilia, podemos confirmar”, dijo un asesor de la policía a la AFP, sin ofrecer más detalles.

Fuentes del juzgado de Moro, devenido en ícono de la lucha contra la corrupción que desvió más de 2.000 millones de dólares de la petrolera estatal, indicaron que el proceso está bajo secreto de sumario y que aún no ha sido liberado el escrito del magistrado con las razones que motivaron la intempestiva detención.

Su esposa, la periodista Claudia Cruz, se encuentra siendo investigada por los mismos cargos. De acuerdo a la prensa local será trasladado a la ciudad de Curitiba en donde según estaban centradas sus operaciones de corrupción con Petrobras.

Cunha, que como presidente de la Cámara de Diputados llegó a ser segundo en la línea de sucesión presidencial, será trasladado a Curitiba (sur) para quedar a disposición del juez federal Sergio Moro, a cargo de las causas que investigan sospechosos sin fueros privilegiados (ministros y legisladores), informó un asesor de esa fuerza.

Cunha, de 59 años, enfrenta acusaciones de corrupción pasiva, lavado de dinero, ocultamiento de cuentas en el extranjero abastecidas con dinero ilegal de Petrobras, abuso de poder y realización de maniobras para obstaculizar investigaciones.

El exlegislador, un activo evangélico del partido de centrodecha PMDB del presidente Michel Temer, fue quien aceptó el pedido de juicio político que separó del cargo a Rousseff en mayo y la destituyó el 31 de agosto.

El impeachment puso fin a un ciclo de más de 13 años de poder del Partido de los Trabajadores (PT), iniciado por Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010), quien también se halla bajo la mira de Moro y de otros tribunales por el caso Petrobras.

Cunha, un fino conocedor de los laberintos reglamentarios del Congreso, fue destituido el mes pasado por sus colegas por ocultar cuentas bancarias en Suiza y quedó inhabilitado de ejercer cargos públicos, en una nueva página de la larga crisis política que golpea al país.

El caso Petrobras llevó a prisión a políticos y encumbrados empresarios.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario