Fatal accidente aéreo en Colombia enluta a la región y moviliza a equipos de rescate y otros

Fatal accidente aéreo en Colombia enluta a la región y moviliza a equipos de rescate y otros

Consternación y gran movilización de equipos de rescate del gobierno colombiano son entre otros las características que se registran en Antioquía (Medellín), tras el fatal accidente aéreo que cobró la vida de 75 de las 81 personas que iban a bordo de la aeronave de una compañía boliviana. Entre los fallecidos figuran ocho ciudadanos bolivianos.

Reportes de prensa y redes sociales, dan cuenta que el vuelo chárter de la línea aérea LAMIA  transportaba a la delegación del equipo de fútbol Chapecoense de Brasil, que mañana miércoles debía disputar la final de la Copa Sudamericana,  ante Atlético Nacional, en Colombia.

En la aeronave que partió del aeropuerto Viru Viru,  de Santa Cruz,  que se estrelló la noche del lunes cerca a Medellín, en el noroeste de Colombia, también viajaban varios periodistas para cubrir las incidencias del juego, entre ellas, Sisi Arias, hija del conocido presentador de noticias de Gigavisión Jorge Arias.

Según Univisión,  tras precipitarse a tierra no se incendió,  lo que hizo que al menos seis personas hayan sobrevivido a la tragedia que enluta a Latinoamérica.

De acuerdo con el portal digital de El Deber, los bolivianos que perecieron son: Micky Quiroga (Piloto), Ovar Goytia (copiloto), Rommel David Vacaflores (asistente), Alex Quispe, Gustavo Encina, Erwin Tumiri, Angel Lugo y Sisy Arias hija del periodista Jorge Arias, formaba parte de la tripulación de la aeronave que transportaba a la delegación del club Chapecoense.

Asimismo, las cifras de 75 fallecidos y seis supervivientes fueron confirmadas poco después por el director de la estatal Unidad Nacional para la Gestión de Riesgo de Desastres (UNGRD) de Colombia, Carlos Iván Márquez.

“Son entre 75 y 76 personas fallecidas”, dijo a los periodistas el comandante de la Policía del Departamento de Antioquia, coronel José Gerardo Acevedo, quien agregó que los socorristas rescataron a seis supervivientes, uno de los cuales falleció poco después, pero tras unas horas se ha hallado a un nuevo superviviente entre el fuselaje.

La UNGRD, agregó que los supervivientes rescatados, con lesiones de distinta gravedad son los futbolistas brasileños Jackson Follman, Alan Ruschel y Marcos Danilo Padilha; la azafata boliviana Ximena Suárez y el periodista brasileño Rafael Henzel, quienes fueron trasladados a hospitales y clínicas de la región en donde ocurrió el accidente.

Según la Aeronáutica Civil de Colombia (Aerocivil), además de los 22 jugadores del Chapecoense, en el avión viajaban 28 dirigentes, miembros del cuerpo técnico e invitados especiales del club brasileño, así como 22 periodistas y nueve tripulantes que según la aerolínea eran todos de nacionalidad boliviana.

La administración del Aeropuerto Internacional José María Córdova de Medellín, explicó en un comunicado que el avión “se declaró en emergencia” a las 22.00 hora local (03.00 GMT del martes) “por fallas eléctricas, según lo informado a la torre de control de la Aeronáutica Civil”.

Hasta el momento se desconocen las causas del siniestro, sin embargo se presume que el avión se habría quedado sin gasolina, según Bolivia TV.

 El siniestro conmocionó al mundo, en especial al deportivo, y fue lamentado por autoridades, clubes y futbolistas.

“En esta hora triste en que la tragedia se abate sobre decenas de familias brasileñas expreso mi solidaridad”, dijo en una nota oficial el presidente de ese país, Michel Temer.

El mandatario añadió que el Gobierno brasileño ha puesto “todos los medios” de que dispone para “dar toda la asistencia posible” y que hará lo que esté a su alcance para “aliviar el dolor de los amigos y familiares del deporte y del periodismo nacional”.

La Confederación Brasileña de Fútbol manifestó su consternación por el accidente al igual que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), que anunció la suspensión de todas sus actividades.

LAMIA (Línea Aérea Mérida Internacional de Aviación, Compañía Anónima), según Erbol,  es una pequeña aerolínea con capital venezolano con origen en el estado de Mérida, aunque opera desde Bolivia. Nació en 2009 con la vocación de “ayudar al desarrollo turístico regional” de este estado venezolano, y la prestación del servicio de pasajeros, carga y correo.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario