‘’Las mujeres estamos participando en política, pero hay que seguir ganando espacios’’

‘’Las mujeres estamos participando en política, pero hay que seguir ganando espacios’’

‘’Las mujeres estamos participando en política, pero hay que seguir ganando espacios’’: Olga Lucía Quintero

Conozca quien es esta líder social colombiana que visitó Prensa Rural y su visión sobre el Proceso de Cambio en Bolivia

Olga Lucía Quintero Sierra, Defensora de Derechos Humanos, miembro de la Asociación Campesina del Catatumbo en el Norte de Santander (ASCAMCAT), vocera de la Mesa de Interlocución Acuerdo-MIA Nacional y de la Cumbre Nacional Agraria, además integrante de Marcha Patriótica.

¿Cómo se ve a Bolivia y el Proceso de Cambio en Colombia?

Vemos con admiración lo que está pasando en Bolivia, desde la llegada del Presidente Evo Morales, las cosas han cambiado, antes había demasiada discriminación, robo, saqueo de los recursos naturales, represión contra los movimientos sociales, entre otras atrocidades que los gobiernos neoliberales cometían contra el pueblo boliviano, eso ha cambiado, en Colombia las organizaciones de base vemos la transformación que se está dando en la tierra de Túpac Katari, celebramos que el hermano Evo, este cambiando las viejas estructuras neoliberales que se impusieron en el pasado, ojalá algún día no muy lejano, nuestro país tome nota de lo que está pasando aquí.

¿Cómo nace ASCAMCAT, la organización social que usted lidera?

La Asociación Campesina del Catatumbo, es una organización conformada a finales del 2005 por habitantes de las áreas rurales de los municipios de Convención, Teorama, El Tarra y El Carmen, los cuales forman parte de la región del Catatumbo, en el departamento Norte de Santander, allí nos reunimos miles de campesinos cansados del abandono del Estado colombiano y la presencia de narcoparamilitares en la zona que asesinaban cobardemente a nuestros campesinos, decidimos con temple y gallardía, hacerle frente a estas acciones criminales que atentaban contra la paz de nuestra región.

Además (ASCAMCAT) surge como una propuesta asociativa de reconstrucción del tejido social que permita generar condiciones de vida digna y desarrollo para los catatumberos, quienes nos hemos vuelto a encontrar e integrar en torno a la defensa y permanencia en el territorio; el respeto a las comunidades indígenas, los adultos mayores, los niños y las mujeres; la no fumigación de los cultivos ilícitos y la erradicación de los factores socioeconómicos que dieron origen a la siembra de coca; la defensa de los recursos naturales y el cuidado del medio ambiente; el rescate de nuestras tradiciones culturales; la participación en la toma de decisiones que involucren el campo; y el respeto a la vida y en general a los derechos fundamentales de los habitantes del Catatumbo.

¿Cuál es el reto que tienen las mujeres en la política?

El primer reto es la formación política, formarnos con respecto al panorama actual del país, conocer el contexto para la paz y para construir un país mejor.

Tenemos que ser mujeres posicionadas en cada uno de los espacios políticos como por ejemplo en los concejos, en la cámara, en las alcaldías, en la presidencia. Además, es importante atrevernos a jugar ese papel importante de administrar y dirigir el país.

¿Qué hace falta para que las mujeres en Colombia tengan más espacios en los escenarios políticos?

Nos hace falta empoderarnos y darnos cuentas que somos capaces de liderar y de dirigir. Debemos dejar de lado el imaginario de las rivalidades entre mujeres para ponernos en el escenario político del país.

La transformación viene con buen ejemplo, con amor con intentar ponerse en los zapatos del otro o de la otra y que atendamos las problemáticas del país con un enfoque social.

Las mujeres estamos participando en política, pero hay que seguir ganando espacios.

¿Cómo ven el Proceso de Paz entre el gobierno colombiano y las FARC-EP?

Nosotros estamos de lleno trabajando por la paz de Colombia, nuestro conflicto armado lleva más de 60 años, miles de muertos, millones de víctimas, centenares de desplazados, viudas, niños huérfanos y personas desaparecidas es el saldo de la guerra que algunos pretenden perpetuar, pero nosotros somos un pueblo de paz, por eso desde las organizaciones sociales apostamos a una solución política al conflicto, además debo aprovechar para enviar un mensaje de apoyo, total y absoluto al Proceso de Paz que se desarrolla en La Habana, Cuba, pero también celebramos con alegría, el acuerdo al que han llegado recientemente el gobierno y las FARC-EP, en materia de justicia, el próximo año a finales de marzo, la paz en Colombia dejará de ser utopía, para convertirse en realidad.

¿Cómo le pareció Bolivia?

Me voy feliz y contenta de haber conocido este país, su cultura amazónica y andina me hizo transportar a otros mundos, se respira tranquilidad, están avanzando a pasos gigantes, hay organización social, pero sobre todo debo mencionar que la calidad y calidez de la gente boliviana me enamoraron. Espero regresar pronto.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario