Paro nacional en Brasil contra el gobierno neoliberal de Temer

Paro nacional en Brasil contra el gobierno neoliberal de Temer

Organizaciones sindicales y movimientos sociales de Brasil realizaron el pasado jueves un paro a nivel nacional en protesta para denunciar las medidas neoliberales que el presidente interino brasileño, Michel Temer, ha desarrollado contra los derechos de la clase trabajadora.

Las seis grandes y principales centrales sindicales brasileñas convocaron a un paro nacional el pasado jueves 22 septiembre, en protesta contra las reformas anunciadas por el gobierno golpista de Michel Temer.

La Central Única de los Trabajadores (CUT), la Central de los Trabajadores y Trabajadoras del Brasil (CTB), InterSindical, Nueva Central, Unión General de los Trabajadores (UGT) y Fuerza Sindical, esta última es aliada al gobierno de Temer,  fueron los que encabezaron la protesta en contra del gobierno neoliberal bajo la consigna  “Ningún Derecho a Menos”.

El secretario general de la Central de los Trabajadores y Trabajadoras del Brasil (CTB), Wagner Gomes, indicó que la principal bandera de movilización será la denuncia de las medidas anunciadas por el gobierno interino con relación a la reforma laboral.

“Somos contrarios a una reforma que estipule una edad mínima para jubilaciones; contra el aumento de la jornada de trabajo y la flexibilización de las relaciones laborales”, dijo citado en el despacho de Telesur.

Igualmente, se oponen al saqueo de los recursos públicos destinados a la educación, la salud pública y la vivienda; en defensa de la soberanía nacional y de los recursos naturales; y contra la anunciada privatización de las empresas públicas.

Las Reformas de Temer son: Reforma del sistema de previsión social el cual plantea  aumentar la Edad mínima de jubilación a 65 años, el congelamiento de los recursos de servidores públicos se refiere a congelar por 20 años el presupuesto para la salud y educación, por tanto no podrán crearse nuevos puestos de trabajo en Brasil. Además entre las reformas del gobierno se encuentra también la flexibilización de la jornada de trabajo de 8 a 12 horas diarias, además consiste en legalizar la contratación temporal laboral incluso por pocas horas e implica el aumentar las horas laborales, yendo en contra de la conquista mundial de los trabajadores.

Con estas reformas el gobierno neoliberal de Temer estaría disminuyendo los derechos de la clase trabajadora, por ello los movimientos centrales sindicales convocaron a una huelga general en todo Brasil.

“El 22 de septiembre, todos nosotros, los trabajadores masculinos y femeninos, que tienen que estar en las calles, dando un mensaje a este gobierno de facto, diciendo que no vamos a tolerar husmear en nuestros derechos”, dijo Vagner Freitas, presidente de la CUT.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario