Trabajadores brasileños realizan paro nacional en rechazo a la implementación de la agenda del gobierno interino.

Trabajadores brasileños realizan paro nacional en rechazo a la implementación de la agenda del gobierno interino.

Los trabajadores rechazan la Propuesta de Enmienda a la Constitución (PEC) 55/16 que establece un techo para los gastos públicos, la reforma sobre la edad mínima para jubilarse, la flexibilización del combate al trabajo esclavo, y la alteración del tiempo mínimo de contribución para que trabajadores y trabajadoras puedan recibir beneficios tales como auxilio para enfermedades y maternidad pagada después de desvincularse de la Seguridad Social.

Ocho centrales sindicales de Brasil convocaron para este viernes a una huelga general, en rechazo a las medidas anunciadas por el gobierno no electo de Michel Temer, asegurando que estas medidas afectarían a los sectores más pobres.

La Central Única de Trabajadoras (CUT), la Central General de los Trabajadores de Brasil (CGTB) y la Central de los Trabajadores y Trabajadoras de Brasil (CTB) figuran en la lista de organizaciones que promueven este paro nacional, contra las políticas neoliberales del actual Ejecutivo.

El actual gobierno golpista pretende disminuir los salarios, privatizar empresas y servicios, entregar las riquezas del país a las multinacionales y disminuir drásticamente las inversiones en áreas públicas esenciales como la educación y salud, denunció Sergio Nobre secretario general de la CUT.

Con esas iniciativas de carácter neoliberal coloca sobre los hombros de la clase trabajadora los costos de una política regresiva y autoritaria de ajuste fiscal que, como venimos denunciado, constituye el verdadero objetivo del golpe (jurídico-parlamentario contra la depuesta presidenta constitucional Dilma Rousseff), subraya.

La Central Única de Trabajadores sostiene que la forma mediante la cual los trabajadores pueden rechazar, de forma organizada, esos abusos y retrocesos es la lucha unitaria y ésta pasa por la huelga como arma para enfrentar e impedir la implementación de la agenda del gobierno de Temer.

El gobierno además pretende realizar reformas en la enseñanza media, que elimina el currículo universal para todos los estudiantes. Asimismo apunta hacia el fin de la obligatoriedad de algunas disciplinas: educación física, educación artística, filosofía y sociología. Especialistas en Pedagogía critican la medida, indicando que esta, además de no haber sido debatida en la sociedad, disminuye la calidad de la educación pública e intensifica la desigualdad de oportunidades.

A esta huelga se suman estudiantes de más de 170 universidades tomadas contra la PEC PEC) 55/16.

La huelga de este viernes ocurre un día después del inicio de una campaña en defensa de la democracia en Brasil y en apoyo al expresidente Luiz Inacio Lula da Silva.

Líderes de los movimientos sociales, sindicatos y partidos políticos pusieron en marcha el 10 de noviembre esta convocatoria en defensa también del estado de derecho en un país, que fue testigo en agosto pasado de un golpe parlamentario contra la mandataria constitucional Dilma Rousseff. Telesur.

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario