El campesinado boliviano podría desaparecer por la desigualdad entre la agricultura campesina y la empresarial

El campesinado boliviano podría desaparecer por la desigualdad entre la agricultura campesina y la empresarial

Fundación TIERRA expresa que existe abandono estatal hacia los productores campesinos que está promoviendo la posible desaparición del campesinado boliviano.

El Director Ejecutivo de Fundación TIERRA, Gonzalo Colque, reveló que posiblemente estemos frente a la desaparición del campesinado boliviano debido a la “marginalización” de la agricultura campesina e indígena frente a la idea de expansión de las lógicas de libre mercado o la ampliación de la brecha entre pequeños y agrandes agricultores.

Las investigaciones realizadas por ésta Fundación indican que para el campesinado la redistribución de tierras fue un proceso excluyente mientras que para la agricultura comercial adoptó un modelo productivo basado en el capital y la tecnología que requiere escasa mano de obra es por eso que la agricultura campesina casi no sufrió cambios en cuanto a técnicas de producción y tamaño de capital.

Varios investigadores indican que el quiebre entre la agricultura campesina y la agricultura comercial empezó con la Reforma Agraria de 1953 y se consolida con el “boom” de la soya en los años 90 del siglo pasado.

Un dato interesante presentado por el investigador Miguel Urioste en temas agropecuarios de Fundación TIERRA muestra que la dieta del consumo familiar campesino – indígena vienen en su mayoría de la agroindustria debido a que se vuelven más consumidores que productores por el abandono estatal que sufren.

Según Urioste el estancamiento en la agricultura familiar campesina se debe a variables económicas como el control del precio, el dólar barato, el contrabando, la falta de apoyo estatal a la producción campesina a pesar que el actual gobierno reconoce y revaloriza las costumbres y tradiciones de los pueblos campesinos, indígenas – originarios “El retorno del Estado a la agricultura no se ha manifestado en mejores condiciones de vida para los productores campesinos” enfatizó.

Por su lado, el investigador social Mamerto Pérez afirmó que la agricultura campesina es la que mantiene la diversidad alimentaria del país, pero que los productores campesinos no tienen las condiciones necesarias para continuar con su producción a diferencia de los agroindustriales.

Asimismo Pérez afirmó “lo que más preocupa es la falta de atención en semilla, riego y tecnología” y aclaró que se debe diferenciar entre lo que es la agricultura campesina de la indígena originaria.

Estas consideraciones fueron expuestas en la presentación del libro “Marginalización de la agricultura campesina e indígena” de Fundación TIERRA donde se incluye recomendaciones sobre políticas públicas que podrían ser útiles al momento de discutir estrategias de promoción de la agricultura, reducción de la pobreza rural y la brecha anteriormente mencionada.

Valeria Suarez

Comentarios

comentarios

Deja un comentario