Defensor del pueblo propone un trabajo conjunto para luchar contra la trata y tráfico de personas

Defensor del pueblo propone un trabajo conjunto para luchar contra la trata y tráfico de personas

El Defensor de pueblo Rolando Villena tras conocer el informe de una comisión que visitó la Rinconada de Perú indicó que se debe luchar contra la trata y tráfico de personas en coordinación con las Defensorías del Pueblo de Perú y Bolivia.

El Defensor del Pueblo de Bolivia quien hoy preside el Consejo Andino de Defensores del Pueblo, Rolando Villena propuso luchar contra la trata y tráfico de personas que sufren violencia sexual comercial en esta región con el apoyo de las Defensorías del Pueblo de Bolivia y Perú.

“Las Defensorías del Pueblo de Bolivia y Perú hemos coincidido, indica Villena, en que la lucha contra la trata y tráfico de personas debe encararse de manera conjunta y articulada entre las instituciones que trabajamos en este tema. Desde esa perspectiva estamos iniciando un trabajo que se pretende implementar en otras poblaciones fronterizas de las que tenemos reportes que podrían darse este delito”.

En abril pasado se realizó una visita a la población minera de la Rinconada en Perú por una comisión a cargo de Gregorio Lanza, responsable de la unidad de conflicto de la institución defensorial de Bolivia cuyo objetivo es crear conciencia en esa población sobre las consecuencias de la trata y tráfico y prevenir el traslado de mujeres jóvenes bolivianas por la situación fronteriza entre Bolivia y Perú.

El informe señala los factores para el incremento de víctimas de trata y tráfico de personas que se vuelven en contra de su voluntad trabajadoras sexuales“la existencia de recursos generados por el oro, las precarias condiciones de vida, y el hecho de que exista una alto porcentaje de población laboral masculina flotante, tiene como resultado la proliferación de clubes nocturnos, entre bares, cantinas, casas de citas, y otros, que suman alrededor de 400, donde existen mujeres peruanas, bolivianas y colombianas principalmente, dedicadas al trabajo sexual y muy probablemente víctimas de explotación sexual” expuso Lanza.

Además se evidenció precariedad en la forma de vida de los habitantes de esta región minera pues indica que los habitantes de La Rinconada y el colindante centro minero Lunar de Oro no tienen servicios básicos, ni alcantarillado y se exponen al cotidiano peligro ambiental originado por la acumulación de basura.

Autoridades bolivianas encargadas de luchar contra la trata y tráfico de personas informan que no existe datos estadísticos oficiales sobre la cantidad de víctimas, mientras que Rubén Chambi de la Fundación Desarrollo y Autogestión Bolivia (DYA) indica “Hasta el 2014 seis niños desaparecieron por semana en la ciudad de El Alto, algunos familiares incluso no denuncian la desaparición de los menores de edad, y generalmente son víctimas de tratantes de personas o proxenetas, además el común denominador de las trabajadoras sexuales es que comenzaron como vendedoras ambulantes en la calle”.

 

Valeria Suarez

Comentarios

comentarios

Deja un comentario