Defensor del Pueblo reporta 13 infanticidios en el primer trimestre y 133 denuncias de violencia sexual

Defensor del Pueblo reporta 13 infanticidios en el primer trimestre y 133 denuncias de violencia sexual

La Defensoría del Pueblo mostró su preocupación por los sucedido no solo en Llallagua (Potosí), donde una niña fue cruelmente asesinada después de un acto de violación, ya que el hecho es un mínimo reflejo de lo que pasa a nivel nacional; asimismo teme que actitud de pobladores de hacer justicia por propias manos se repita, precisamente por los altos índices de violencia contra esta población.

Según el informe de la Defensoría “Entre enero y abril de 2015 (los medios de comunicación) reportaron al menos 13 asesinatos de niñas, niños y adolescentes, además de 133 denuncias de violencia sexual, de las cuales 81 son adolescentes de entre 12 y 17 años, 35 son niñas y niños entre 6 y 11 años e incluso 9, son niñas entre 0 y 5 años. De todas las víctimas reportadas, el 99% son niñas o adolescentes mujeres”.
Al referirse a los suscitado en Llallagua, Villena afirmó que la movilización de la población potosina es fruto de los de los vejámenes que día a día niños, niñas y adolescentes sufren, es reflejado por los medios de comunicación, pero sobre todo muestra la impotencia de la población por la impunidad de los agresores que incluso escapan de manos de la Justicia boliviana.

“La reacción de los pobladores y los hechos como los acontecidos en esa población pueden repetirse en varias ciudades del país donde la violencia contra niñas, niños y adolescentes se sucede con frecuencia y la impunidad es una afrenta al dolor y la consternación ciudadana”.

Otros datos de la Defensoría afirman que solo en la gestión 2014 se conocieron públicamente 73 infanticidios, 60 corresponden a muertes de infantes de 0 a 5 años, 13 casos corresponden a menores entre 6 y 13 años; además de registrarse 326 casos de violencia sexual, de los cuales 141 corresponden a menores entre 0 a 12 años, 185 a adolescentes entre 13 y 17 años.
En cuanto a la gestión 2013, la FELCV recibió 341 denuncias de violaciones a niñas entre 0 y 12 años y 940 a adolescentes de 12 a 17 años; sin tomar en cuenta que el estudio de la Misión Justicia en Bolivia establece que sólo el 5% de los casos de violencia sexual se denuncian, de los cuales el 0,5% concluye en sentencia y apenas el 0,2% de las víctimas recibe terapia especializada y apoyo psicológico.
“Nuestro propio sistema de recepción de denuncias en la Defensoría del Pueblo, ha mostrado un incremento en la gestión 2014 de denuncias donde las víctimas resultan niñas, niños y adolescentes, de 732 recibidos en 2013 a más de 2.200 en la gestión 2014. Del total recibido más de 500 son denuncias contra la integridad, es decir aquellas que tienen que ver con la violencia”, informó Villena.
Según la autoridad de la Defensoría, los datos son visibilizados constantemente por los medios de comunicación por tanto nadie puede alegar desconocimiento del hecho o las normativas de protección de la niñez y adolescencia como leyes, decretos, convenciones y declaraciones.
“Lo único que puede señalarse en la responsabilidad de protección es la falta de voluntad y capacidad de las instancias estatales, tanto nacionales como departamentales y municipales para trabajar en el cumplimiento de sus obligaciones”, añadió Villena.
Asimismo, informó que no todos los municipios cuentan con Defensorías de la Niñez y en caso de haberlas no cumplen ni las condiciones mínimas, no hay personal especializado, recursos, infraestructura y equipos para su funcionamiento, además del presupuesto destinado a la protección y prevención de hechos como el de Llallagua.

Según la autoridad, no basta con el discurso político de luchar contra el crimen anunciando medidas que al final no se efectivizan y hacen ver al Estado como insensible, sin voluntad ni capacidad de enfrentarlo.
La defensoría del Pueblo exige a las autoridades nacionales y locales suscribir un acuerdo nacional por los derechos humanos, de inmediato se analice la situación de niños, niñas y adolescente y se asuma el papel correspondiente a la lucha y prevención de hechos de violencia de tal forma se garantice sus derechos.

Prensa Rural

Comentarios

comentarios

Deja un comentario