Falta de agua afecta a la producción de arroz

Falta de agua afecta a la producción de arroz

Luis Reyes, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas Arroceras (Fenca), afirmó que la sequía y el ataque de plagas como la pyricularia, la bacteriosis y la mosca blanca han ocasionado que la producción de arroz caiga un 30%, de 472.000 toneladas el año pasado a 338.000 toneladas éste año.

“Sin embargo, tenemos abundancia de arroz en el país, por razones del contrabando y las pólizas de mínima cuantía que el Gobierno ha liberado el ingreso del arroz”, indicó.

Eulogio Rojas y Edmudo Aspeti, ambos productores de arroz y soya en la zona norte, de Santa Rosa del Sara y San José del Norte, coinciden en señalar que la sequía, el surazo y las plagas han mandado a la lona al cultivo del arroz y que por hectárea que no rindió se ha perdido entre $us 400 y 500. Cada quien perdió como unas 200 hectáreas de arroz, es decir, más de 80.000 cada uno. Si no fuera por la soya que les generó algo de ganancias hubieran quedado endeudados, como muchos pequeños productores de arroz.

Respecto a la soya, Trujillo indicó que los rendimientos en la cosecha de verano han sido uno de los más bajos de los últimos cinco años. Aseguró que en la zona este la producción no superó las 2 toneladas por hectárea y que incluso llegó a 1,7 toneladas. “Además de esto, el agricultor ha sido golpeado por la sequía y los bajos precios”, agregó.

Para el productor Tomás Juchani, los $us 240 por la tonelada de soya que le pagó la industria no ha sido suficiente, puesto que los insumos agrícolas han encarecido el costo de $us 450 a más de $us 500.

Un agricultor de la zona de 5 de Junio que evitó dar su nombre optó por alquilar más de 20 ha de tierra y tres cosechadoras. Se vio obligado a hacerlo para pagar un crédito cuantioso que sacó de un banco. Dijo que el arrendamiento de una hectárea no supera los $us 150 el año siendo que en años anteriores el precio superaba los $us 300 por hectárea.

Se solicitó información al ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico, pero no respondió hasta el cierre de edición.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario