Vecinos hacen frente a la delincuencia con mecanismos propios

Desde lejos puede divisarse hombres colgados en los postes, cual una visión macabra del pasado, sin embargo a medida que nos acercamos, podemos distinguir muñecos de yute, vestidos con toda la indumentaria completa de cualquier ciudadano, gorra, abrigo, pantalón y zapatos, un rostro trágico pintado con descuido y clavados o atados en el pecho letreros con terribles advertencias “ladrón pillado será quemado vivo”, “persona que sea encontrada robando será colgada”.

Este es el paisaje de una gran parte de los barrios en El Alto y de zonas periféricas de La Paz, donde los vecinos, muchas veces, han recurrido a medidas desesperadas que no son desconocidas para la opinión pública como dice Julio Pabón Chávez, presidente del Tribunal de Honor de la Federación de Juntas vecinales de El Alto (FEJUVE) “acá hay crímenes y robos a diario, los maleantes no tienen miedo, asaltan a plena luz del día”, por ello es que se cuelgan estas advertencias y se pintan las paredes con el mismo objetivo, además de haber creado otros mecanismos de defensa contra la delincuencia.

Vecinos organizados contra el crimen

“Yo como dirigente fui uno de los promotores de la defensa de los vecinos ante los maleantes”, cuenta Julio Pabón, “en mi zonahemos optado por poner alarmas en algunos manzanos, en otros las casas sólo tienen una entrada, las otras puertas se han cerrado con llantas de camiones, se han colgado muñecos a los postes y a una sola alarma toda la vecindad tiene que movilizarse”, dice, explicando que gracias a estas medidas la delincuencia desapareció por un tiempo pero que ahora vuelve “con más fuerza”.

Blanca Yañez, vecina de la zona de Villa Adela tiene un sinfín de anécdotas al respecto, cuenta sobre atracos a plena luz del día que se han realizado a pocos pasos de su casa y “con pistola en mano”, por lo que los vecinos de su barrio, además de poner “colgados”, repartieron silbatos que son el aviso en caso de que alguna vivienda y sus habitantes se encuentren en peligro y a cuyo silbido todos los vecinos deben salir. Así mismo, doña Blanca, recuerda los patrullajes vecinales, donde por sorteo dos familias hacían rondas nocturnas durante parte de la noche y la madrugada.

Este fenómeno también se ha replicado en las zonas periféricas de La Paz. Marcos Augusto Quispe, presidente de la FEJUVE La Paz, indicó que en varias reuniones los mismos vecinos indicaron que la delincuencia “es imparable”, por lo que se ha aplicado en varias zonas un plan piloto que consiste “en que los vecinos deben comprender el concepto de cuidarse en comunidad” como explica Quispe.

“En el Alto en cada zona tenemos un responsable de cada manzano”, afirma Pabón, agregando que además las juntas vecinales en coordinación con la FEJUVE y autoridades distritales se organizan para crear nuevos mecanismos de defensa, pero que pese a ello, “la delincuencia sigue”.

¿Dónde está la Policía?

El 2012 se escuchaba en las noticias que vecinos de algunas zonas de El Alto, buscaban conformar “brigadas armadas”, después del asesinato de dos periodistas. Fue cuando se realizaron marchas donde se pedía reponer la pena de muerte, cosa que no era de extrañar en otros departamentos donde se habían escuchado sobre varios linchamientos, hechos que se consumaban bajo el argumento de justicia comunitaria.

La inseguridad colectiva fue en aumento paralela a la desconfianza que la gente empezó a tener por los efectivos policiales. “La policía no abastece a toda la población alteña” indica Pabón Chávez y agrega que además de la falta de efectivos, es la corrupción y la justicia en decadencia que perjudican a la ciudadanía para que la delincuencia siga en aumento, “se ha descubierto que algunos policías, no todos, están comprometidos con los grandes maleantes, hasta con asesinos” refiere preocupado el dirigente.

Sin embargo, en coordinación con la FEJUVE, se ha elevado el número de agentes, y en algunas zonas se han implementado módulos policiales, como explica el presidente de la FEJUVE de El Alto, René Walter Blanco para ello, “hay que tramitar, pelear conseguir, no sólo con efectivos sino también con vehículos, carros o motocicletas para hacer patrullaje.”

Por otro lado el compromiso del Viceministro de Gobierno, el Dr. Jorge Pérez Valenzuela, durante su posesión fue “cero tolerancia a la delincuencia, mano dura a los delincuentes, asesinos, sicarios, atracadores” resaltando un trabajo conjunto con la Policía Boliviana “hay que aislarlos en los recintos penitenciarios hay que aplicar mano dura para que la piensen dos veces antes de cometer sus delitos”, afirmó.

Proyectos impulsados por los vecinos

“Desde la FEJUVE se plantean proyectos a futuro a las autoridades, es así que pretendemos hacer la EPI, que es el centro para manejar y monitorear a la misma policía” dice Walter Blanco, afirmando que en esta infraestructura se concentraría la fiscalía y los juzgados en un futuro, “para que el ciudadano no tenga que rebotar de este sector al otro”.

Desde la FEJUVE, también se estáncoordinando otros proyectos como la implementación de cámaras vigilantes y la iluminación de las avenidas y calles, esto como pedido al Gobierno Municipal, siempre con el trabajo “mano a mano” con las juntas vecinales.

 

Mónica Jiménez M.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario