OPOSICIONISMO

OPOSICIONISMO

Observando el comportamiento de la oposición en Bolivia, recordé la actitud de algún suegro que se opone al noviazgo de su hija y hace de todo para evitar el matrimonio, luego que no lo consigue, continúa sus acciones para destruirlo llegando a la irracionalidad y otros extremos. Entonces revisando el diccionario de la Real Academia veo que no existe la palabra adecuada para describir éstas actitudes, entonces aquí va la propuesta:

Oposicionismo. m. Rechazo irracional y oposición destructiva, a una persona, idea o ideología.

Este nuevo sustantivo significa oponerse a todo, arremetiendo con mentiras cargadas mayormente de odio y racismo. Y en política con arrogancia señorial, una tara del colonialismo.

En nuestro país durante más de diez años somos testigos del oposicionismo de políticos y logias que han sido apartadas del poder, después que se acabaron sus argumentos neoliberales y sus planes de llevar al país a la violencia armada, hoy se autoproclaman ‘demócratas’, ‘defensores’ de los derechos humanos, ‘sensibles’ a la falta de servicios básicos, ‘activistas’ de libertades y ‘grandes’ luchadores contra los delitos de corrupción y narcotráfico.

Para su mala suerte no logran convencer que hay una realidad paralela donde ‘abunda’ el autoritarismo, narcotráfico, despilfarro, abuso a los DDHH, etc. En cada oportunidad los vemos desfilar por los medios de comunicación repartiendo mentiras, destilando odio e inventando catástrofes.

Para entender que es oposicionismo solamente hay que ver el desparpajo de Tuto Quiroga, Doria Medina, Rubén Costas, Arturo Murillo y sus seguidores. Los últimos que se unieron Luis Revilla y Felix Patzi. Otros se van entrenando en las escuelas de la oposición para algún rato saltar al escenario del circo mediático.

Cuando analizamos su retórica y sus llamados a la movilización, se caen los  disfraces y estos ‘analistas’, gobernadores y alcaldes, líderes religiosos, políticos y activistas oposicionistas muestran el lado más oscuro de su ideología manipuladora pro-capitalista (léase pro-norteamericano, pro-chileno,.. pro-entreguismo).

Arrodillados a cualquiera que tenga dinero que ofrecer para sus servicios y ambiciones, expelen su cháchara por los medios de comunicación que subordinados al gran capital andan muy lejos de hacer periodismo, con mayor debilidad por los capitalistas extranjeros, se trasnochan ideando las formas más despreciables de echar lodo a cualquier política del oficialismo aún si esta también les favorece o les asigna más recursos para sus oscuros fines.

A diario vemos esta actitud nefasta de una red mundial pro-capitalista que reniega contra cualquier gobierno insumiso y soberano, la histeria oposicionista muestra su peor cara contra Venezuela, Rusia, Irán, Nicaragua, Ecuador y Bolivia entre otros. Recientemente vemos que usan la OEA para atacar a Venezuela con una impaciencia esquizofrénica. En Siria vemos la histeria y locura genocida del oposicionismo imperial.

Los oposicionistas muestran su insensibilidad y desprecio contra los pueblos de Palestina, Siria, Irak, Mali, Libia o cualquier país invadido militarmente y saqueado posteriormente. La historia nos muestra que hubieron salvajes oposicionismos que destruyeron pueblos originarios, culturas ancestrales, países con vidas tranquilas y prósperas, actualmente vemos una disimulada actitud oposicionista de la derecha a la campaña por el mar.

Los oposicionistas tienen intereses poco honestos,  solo sienten por otros como ellos y nunca reconocerán que solo miran donde les conviene.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario