Gobierno y UMSA firman convenio para impulsar investigación sobre temas medioambientales

Gobierno y UMSA firman convenio para impulsar investigación sobre temas medioambientales

La ministra de Medio Ambiente y Agua, Alexandra Moreira, y el rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Waldo Albarracín, firmaron el miércoles un convenio de cooperación interinstitucional e investigación académica en temas de medio ambiente y recursos hídricos, que comenzará con el lago Titicaca.

“La UMSA nuestra universidad nos va ayudar como Ministerio de Medio Ambiente y Agua en los trabajos que requerimos, (…) ya hemos identificado uno de los primeros pasos para trabajar es justamente con el lago Titicaca”, explicó en un acto que se realizó en el salón Internacional del Monoblock de la UMSA.

Dijo que el problema de la contaminación del lago Titicaca es estructural, por eso se requiere trabajos de investigación, aportes académicos, soluciones alternativas y acciones concretas para solucionar ese problema de contaminación.

Recordó que el año pasado más de 100 voluntarios estudiantes de la UMSA ayudaron en las tareas de limpieza de la Bahía de Kohana para evitar mayor contaminación en el lago Titicaca.

Agregó que el acuerdo apunta a realizar actividades de desarrollo, cursos, talleres seminarios y generar espacios de intercambio de información, en los que se plantearan el desarrollo de programas y proyectos de investigación referidos al área de medio ambiente y agua.

“Si bien este es un convenio de manera integral, es un paraguas que nos permite trabajar en los diferentes sectores que tenemos como cabeza de sector en temas de agua y saneamiento tenemos también el sector de recursos hídricos como el sector de las cuencas”, detalló.

Por su parte, el rector de la UMSA dijo que importante que dos instituciones del Estado, como el Ministerio de Medio Ambiente y la UMSA, firmen un convenio para ahondar esfuerzos para ejecutar proyectos para la preservación del medio ambiente.

“Por siguiente el derecho de nuestro pueblo al vivir en un ambiente sano se constituye en una obligación del Estado para optar un conjunto de previsiones pendientes a consolidar la plena vigencia de ese derecho”, subrayó.

Según fuentes institucionales, el convenio tiene dos años de vigencia, el cual podrá ser renovado entre ambas partes.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario