Lo que se esconde tras el cooperativismo minero

Lo que se esconde tras el cooperativismo minero

Por Edmundo Nogales Arancibia Abogado e integrante de la Escuela Nacional de Formación Política.

El gobierno cuenta con el respaldo de la población para rechazar las pretensiones de un puñado de patrones disfrazados de cooperativistas

Hace unos días surgió un conflicto con los sectores cooperativistas, en particular con los dirigentes, quienes representan a la parte patronal de estas organizaciones, problema que surge a casusa de la modificación a la ley de cooperativas que fue propuesta por el gobierno nacional y aprobada por la Asamblea Legislativa Plurinacional, que permite la sindicalización dentro de las cooperativas, dando lugar a la creación de sindicatos en cooperativas, sean estas de servicios, transporte o minería.

Es necesario aclarar que el cooperativismo en el país no corresponde a su exacta definición ya que existen patrones que explotan al resto y trabajadores que en este momento no cuentan con derechos laborales.

Los dirigentes de las dos organizaciones que representan al cooperativismo, la Federación Nacional de Cooperativas Mineras (FENCOMIN) y la Confederación de Cooperativas de Bolivia (CONCOBOL), intentan negar el derecho a la sindicalización planteando que no pueden existir sindicatos porque todos son socios, negando que bajo la figura de socios están trabajadores eventuales, sin derechos de seguridad social o salud, además de trabajadores terciarizados o subcontratados por algún socio que en los hechos llega a ser patrón.

El conflicto ha generado diversas reacciones; entre los trabajadores sindicalizados un efecto positivo ha expresado la unidad en la lucha para defender aquel derecho, y como reflejo de esa unidad se han pronunciado los sindicatos afiliados a la confederación de trabajadores de servicios y otros sectores obreros como mineros, fabriles, centrales obreras departamentales y la propia Central Obrera Boliviana (COB), manifestando su repudio a los pedidos de los cooperativistas, particularmente de los mineros, que han convertido el conflicto en una medida de presión para exigir al gobierno nacional diez demandas para su sector.

Por otro lado, en redes sociales han circulando videos e imágenes que muestran a cooperativistas mineros golpeando en el suelo a policías en los caminos que conectan a los departamentos del país, reacción que ha generado rechazo en la población que cuestiona los privilegios que tienen los cooperativistas mineros, libres de muchos impuestos, y que tampoco no son fiscalizados en cuanto a la contaminación que genera su modo de explotación minera.

Es necesario evaluar algunos aspectos de esta situación:

● No todos son trabajadores en las cooperativas, este sector tiene una gran cantidad de trabajadores y un puñado de patrones, los últimos son quienes se oponen al derecho a la sindicalización porque con la figura de cooperativa quieren mostrar a los trabajadores como socios para no pagar seguros de salud ni aportares para su jubilación y continuar incumpliendo los derechos laborales.

● En el sector cooperativo minero subsisten condiciones de explotación ya que aunque todos entren en la figura de cooperativistas, cuya definición abraza un carácter horizontal y democrático, tal situación está lejos de la realidad en la que viven; en una cooperativa minera un 95% se constituyen en los trabajadores que terminan explotados por el 5% restante, de hecho muchos no entran ni siquiera como socios sino que deben realizar trabajo eventual, sin derechos laborales, antes de ser parte de la cooperativa durante un lapso que va de los 3 meses a los 2 años, en algunas regiones como Potosí ese tiempo es indefinido.

● Hay una estratificación en las cooperativas, y existen distintos niveles de jerarquía, desde los trabajadores eventuales hasta llegar a los socios; entre ellos están los de categoría media y alta, aquellos sin ningún derecho laboral, y éstos, que son la menor cantidad, son los únicos que pueden llegar a ser dirigentes.

● Igualmente encontramos socios explotados por otros socios. En el caso de los socios tienen vetas asignadas, sin embargo, en función a la cantidad de mineral que encuentran, algunos terminan siendo explotados por otros, esto se da en el caso del socio que no encuentra mineral o encuentra muy poco, acabando como trabajador del que ha encontrado bastante en su veta, quien pone a trabajar allí a los demás, terminando en condición de patrón porque paga un salario no fijo al resto de los socios que trabajan para él.

● Es un sector que ha conseguido beneficios con varios gobiernos en las últimas décadas, en los años 80 fue el medio de descargar el desempleo que trajo el neoliberalismo con el despido de los trabajadores mineros que dependían de las empresas estatales, así desde ese momento se convirtieron en grandes grupos que acudían a minas abandonadas a rescatar el mineral que pudieran encontrar, pero, al emplear una gran cantidad de trabajadores se convirtieron en una organización numerosa, lo que les permitió obtener privilegios tras acercarse a cada gobierno que estaba en el poder, prerrogativas que hasta hoy mantienen: no pagar muchos impuestos y no estar bajo el control de todo el impacto medioambiental que generan.

Con la movilización, obligatoria para sus trabajadores, no lograron más que el repudio y rechazo de la población, no obstante, a través del diálogo con el gobierno nacional intentan ganar en mesa lo que han perdido en cancha, para ello han definido un pliego de demandas con diez puntos:

1. Que no se modifique la Ley General de Cooperativas Mineras, la cual no permite la sindicalización en el sector.

2. Modificación a la Ley Minera para asociarse con empresas privadas nacionales y transnacionales;

3. Un fideicomiso a favor de la empresa metalúrgica de Vinto, para pagar la entrega de minerales a las cooperativas;

4. Flexibilizaciones de las regulaciones medioambientales.

5. La inyección de recursos al Fondo de Financiamiento para la Minería (Fofim).

6. Inclusión de un representante de los cooperativistas en el Directorio de la Caja Nacional de Salud.

7. Consolidación en las áreas de la Cooperativa 26 de Febrero en el yacimiento de Colquiri.

8. La reposición del Viceministerio de Cooperativas o la creación de un ministerio para el sector.

9. El tendido de redes de energía eléctrica a todas las cooperativas del país con tarifas diferenciadas.

10. Reinversión de recursos provenientes de las regalías mineras en proyectos para el sector.

En este momento se tiene todo el respaldo de la población para rechazar estas pretensiones, proteger los derechos de esa gran mayoría que son trabajadores de base, avanzar en el control del impacto medioambiental y exigir que aporten al Estado como todo empresario debe hacerlo, porque no hay mejor definición para ese grupo que hasta ahora se disfraza en la figura de cooperativista.

* Abogado e integrante de la Escuela Nacional de Formación Política.

Comentarios

comentarios

  1. Claro. En gran parte diste en el punto… Pero tambien existen trabajadores informales quese resisten a ser puesto en planilla.. acostumbrados a ser errantes en su trabajo…
    Es necesario también formar generar conocimiento en esta gente …para que mejoren sus procesos de recuperación en tecnologías más limpias y con ello se creara valor.. y de esta manera será más fácil ajustar sin perjudicarlos y a la vez incrementando más caja fiscal al país.. este es un proceso de cambios en varias etapas el cual lo vengo desarrollando en un trabajo…
    Tino

    Reply
  2. Algunos d los puntos q usted plantea son ciertos segun el conocimiento y lo vivido q sè… pero otros no …..yo pienso q hay q reflejar la verdad d forma salomonica…. y sin generalizar ya q todos los coperativistas o minas no estan en la misma situacion a la q usted plantea no todos son patrones …. en la actualidad desde hace unos años el estaño bajo mucho por ejemplo le hablo d donde yo vivo mina Viloco la situacion no es como usted la plantea ahi no hay patrones incluso ya no hay mineral ya q fue muy explotado en la etapa neoliberal por esos patrones q fueron Jhoshil Aramayo y Patiño …. hay mucha gente q se fue del pueblo arriesgandose por q lo q aprendieron y saben hacer es ser mineros y se fueron en busca d oportinidades en otros lugares y es insierto q puedan quedarse lo mas probable es q regresen.. y las personas q se quedaron es una minoria ya q es el unico lugar donde pueden trabajar, tener un hogar propio, y ganar para pagar sus gastos en casa, estudios d sus hijos ya q ellos no tubieron la oportunidad d estudiar y como todos tenemos derecho a estudiar y formarnos como profesionales por q en nuestro pais ser profesional cuesta caro y es sacrificado aun mas para nuestros padres ya q decean lo mejor para sus hijos aunque se esten matando poco a poco con la silicosis…. y si ellos aportan para el estado y para su seguro de salud aun sin recibir un sueldo seguro cada mes ellos se la bancan con lo q puedan ganarse aun trabajando mas d 8 horas para llevar alimento a la boca d su familia …….. y digame acaso ellos no son bolovianos para tener el derecho d trabajar en su pais ? En la mina ???? Esa es mi humilde opinion desd mi punto d vista y lo e vivido al lado d mis padres…… asi mismo actuaria ante cualqier petitorio d otras organizaciones sociales sin jusgar poniendome en su situacion y tratando d ver el lado positivo ….. claro tb viendo lo justo para todos nosotros y pues estos temas muy extensos donde debemos buscar mas informacion pruebas y me incluyo por q …. yo solo se una muy minima parte q mi papà como minero jubilado me contaba desd antes ….. y trato d compartirla con usted

    Reply
  3. […] artículo completo Lo que se esconde tras el cooperativismo minero — Por Edmundo Nogales Arancibia en Prensa […]

    Reply
  4. Juan Libio Santabder E. 27 agosto, 2016, 18:36

    Todo lo expuesto es real, pero hay un lema que se difunde en las cooperativas, que dice ” LA DISTRUBUCION EQUITATIVA DE LAS UTILIDADES” Cosa mas falsa puesto como dicen soli es para el 5/ de los dirigentes, seria una oportunidad de fiscalizar a estos disque dirigentes con el ministerio de transparencia para que se vea de donde tienen tremenda riqueza muy diferente a un trabahador de base, estos dirigentes los manejan a su antojo, tambien deberian intervenir la Fabrica de cemento COBOCE que es un botin para unos cuantos pese que tiene sindicato pero pertenece a la rosca de dirigentes y en cada eleccion se debe votar por los mismos caso contrario estas fuera

    Reply

Responder a Valentino Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *