Mar: Chile tergiversa los antecedentes históricos

Mar: Chile tergiversa los antecedentes históricos

Según el Cambio el secretario general de Diremar, Emerson Calderón, acusó al Gobierno de Chile de intentar tergiversar los antecedentes históricos de la demanda marítima para tratar de negar su obligación de negociar un acceso soberano a favor de Bolivia.

“Chile, una vez más, en el juicio de fondo, pretende tergiversar los antecedentes históricos en los que se basa la demanda boliviana y malinterpretar la normativa y la jurisprudencia internacional que respalda el efecto jurídico vinculante de los acuerdos y promesas internacionales”, alertó Calderón.

Ésa sería la lógica central de la contramemoria que el exagente de Chile José Miguel Insulza presentó ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), el 13 de julio de 2016, en el marco de la demanda marítima boliviana, radicada en ese tribunal en 2013.

Como argumento de su postura, Calderón citó las declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, ya que la contramemoria chilena se mantiene en reserva, al igual que los escritos bolivianos.

“En el mencionado documento, Chile niega la existencia de cualquier obligación de negociar un acceso soberano al mar que emerja de lo que él (Canciller de Chile) denomina como esporádicas conversaciones que se suscitaron, nada más y nada menos, durante 100 años”, dijo Calderón durante la rendición pública de cuentas de la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar), el 13 de enero.

Desde la visión de Calderón, “Chile pretende hacer creer a la Corte Internacional de Justicia que dos Estados pueden negociar durante 100 años o conversar sobre un asunto que tiene efecto jurídico vinculante”.

“Chile, en su afán de intentar negar la existencia de esta obligación, asumida por varios de sus presidentes, cancilleres y embajadores durante más de 100 años, ha incurrido en una serie de equivocaciones históricas que Bolivia va a aclarar nuevamente y de manera solvente en el juicio”, afirmó.

El Secretario General de Diremar señaló que el “pueblo boliviano debe tener la seguridad de que estas sesgadas interpretaciones que realiza Chile, de actos y hechos que ostentan un efecto jurídico vinculante, van a ser contundentemente desvirtuadas con la verdad de la historia y el derecho”.

Bolivia llevó a Chile a la Corte Internacional de Justicia en procura de que ese tribunal obligue a Santiago a negociar de buena fe, y en un tiempo determinado, un acuerdo que le devuelva su acceso soberano al océano Pacífico.

La petición boliviana se fundamenta en los compromisos que las autoridades chilenas asumieron ante sus similares bolivianos para resolver el enclaustramiento que Chile forzó a Bolivia desde 1879.

Chile intentó sin éxito que la Corte aparte de su jurisdicción la demanda boliviana. De hecho, el 24 de septiembre de 2015, la CIJ asumió la totalidad de la petición boliviana y realizó algunas puntualización históricas. Por ejemplo, la Corte determinó que Bolivia nació con presencia soberana en el océano Pacífico, que Chile ocupó territorio boliviano sin primero declarar la guerra y que La Paz y Santiago mantienen asuntos pendientes, al margen del Tratado de 1904.

“Aunque no se crea, hoy en día todavía hay una historiografía chilena que defiende el hecho de que Bolivia había nacido mediterránea (…) sin embargo, hoy este alto tribunal ha determinado que Bolivia nació con una amplia costa en el mar y que este hecho había sido reconocido por dos tratados de límites de Chile”, argumentó.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario