Opositores acusados de racismo y violencia viajan a Lima a denunciar supuesta vulneración a sus derechos

Opositores acusados de racismo y violencia viajan a Lima a denunciar supuesta vulneración a sus derechos

La Paz, 31 oct (ABI).- Una comisión de políticos de la oposición de Bolivia viajó el lunes a Lima, capital de Perú, con el fin de denunciar ante los legisladores del oficialista Peruanos Por el Kambio (PPK) supuestos atropellos a la garantía de los derechos políticos y humanos, informó la bancada de Unidad Demócrata (UD).

“Viajamos a Lima para denunciar la falta de derechos políticos y humanos en el país, además del atropello a los políticos de la oposición, en especial al líder de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, por parte del gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS)”, informó el jefe de la bancada de UD, senador Arturo Murillo.

La comitiva que viajó a Lima está integrada por el secretario ejecutivo de UN, Jaime Navarro, y los legisladores de UD, Arturo Murillo y Wilson Santamaría, quienes se reunirán hoy con congresistas peruanos y representantes del gobierno peruano de Pedro Pablo Kuczynski.

En 2013, el ex candidato y ex diputado, Jaime Navarro, fue denunciado por su ex esposa, Jimena Grock, por violencia intrafamiliar, hecho que lo llevó a desistir de su candidatura al mismo cargo en 2014, luego de que se diera a conocer públicamente un audio en el que se escucha al entonces candidato a la presidencia por UD, Samuel Doria Medina, quien propone un “arreglo” a la denunciante para que retire la demanda.

En el caso de Arturo Murillo, en septiembre pasado, la ministra de Comunicación, Marianela Paco, lo denunció a él y a otras cinco personas por discriminación, por mensajes racistas y discriminatorios divulgados mediante las redes sociales.

Murillo también fue denunciado la semana pasada por la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, por las declaraciones “racistas y discriminadoras” del senador de UD durante una entrevista radial en la que calificó de buenos a los “blancos” y “malos” a los indígenas.

El diputado Wilson Santamaría, en agosto pasado, se vio involucrado en una denuncia pública luego de ser filmado entregando un supuesto soborno a un oficial de la policía, hecho que fue negado por el legislador argumentando que entregó una “estampita” y no dinero, durante la procesión de una fiesta patronal.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario