Presentación del libro “Capitalismo Flexible” de Diego Fustaro.

Presentación del libro “Capitalismo Flexible” de Diego Fustaro.

Este libro presenta a la  nueva generación crítica estudiosa del marxismo en el mundo, el cual se desarrolló, en el auditorio del Banco Central de Bolivia.

“La obra de Fusaro nos vuelve a replantear la necesidad de diferenciar las dos condiciones laborales que son el proletariado y  el precariado, otro concepto que nos introduce es  el concepto del capitalismo flexible  que este surgió en los últimos 30 años.

García Linera afirmó que el texto de Fusaro presenta un conjunto de ideas amplias, diversas, creativas y provocadoras entre las que resaltó su concepto de precariado que es descrito como una nueva clase que surge de las cenizas del antiguo proletariado, es una evolución del proletariado en la fase del capitalismo absoluto.

Este libro nos ayuda a ver la subsunción del trabajo  en su totalidad orgánica, así también  la propia subjetividad bajo el dominio del capital, expresó.

Linera remarcó que el autor “nos obliga a ver la diferencia de lo que era la condición laboral del siglo XX con la condición laboral contemporánea”.

“Ya no hay la clase obrera territorializada sino una nueva condición obrera fluida desterritorializada, nómada, flexible, sin sindicato y por supuesto con una cultura laboral muy fragmentada. Entonces lo que hace Fusaro es mostrarnos la necesidad de diferenciar, estas dos condiciones laborales que le llama a la primera el proletariado a la segunda precariado”, dijo Linera.

Al mismo tiempo, Linera agregó que en los años 50 en Bolivia se tenía la organización del sindicato de gran empresa, la intermediación del sindicato ante el Estado, la conquista de derechos y demás como sucedía en el resto del mundo, pero en los años 80 y 90 se disuelven los sindicatos, se fragmentan las grandes empresas, se castiga la sindicalización y se precariza el trabajo.

Sin embargo, los trabajadores encontraron otras formas de asociación, como consumidores, usufructuarios de servicios o demandadores de necesidades básicas, “así empezó el proceso de subversión en Bolivia y a este conglomerado le llamamos la plebe, que es una manera de unificarse temporalmente” y termina por ser la multitud que es una fuerza urbana que se convirtió en sujeto colectivo, declaró.

Por su parte, Diego Fusaro aseguró sentirse feliz por estar en “la Bolivia socialista que se opone al modelo capitalista y que es un Estado que resiste y que enseña a resistir, y que es difamado en Europa y Estados Unidos ya que se lo presentan como fascista porque tiene el coraje de oponerse a la integración en el modelo capitalista americano”.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario