Aguas servidas, principal causante de la contaminación

Aguas servidas, principal causante de la contaminación

Las aguas servidas que provienen de los sectores con más población como Puno, Copacabana, El Alto y Viacha, son las principales fuentes de contaminación de las riveras del Lago Titicaca.

El pasado 28 de enero, junto al equipo de Prensa Rural, me predispuse a visitar algunos sectores aledaños al lago Titicaca y comprobar el grado de contaminación que éste registra. Al llegar a las primeras poblaciones programadas entre Pucarani y Puerto Pérez ambas en la provincia los Andes en el departamento de La Paz, se podía percibir el aroma fétido que traía consigo el viento del amanecer del Lago Titicaca, como cuando un alcantarillado rebalsa y expulsa la suciedad al exterior.

Una segunda experiencia fue observar una pequeña lancha que naufragaba por las olas provocadas por un niño (10) que simulaba ser un gran navegante, quien después de atracar su bote, tomó una bolsa vacía de galletas que había encontrado junto a un montonal de basura con el que se disponía a extraer peces diminutos, logrando después de algunos segundos terminar con lo que él consideraba “su pesca del día”.

Junto al menor jugaban sus hermanos, quienes bajo el mismo objetivo: el de ser pescadores, se confundían con sus presas cuando estas se sumergían entre las botellas plásticas, peces muertos y un montonal de totoras podridas y malolientes que se encontraban en las riveras de Puerto Pérez, uno de los sectores más afectados por la contaminación.

Metros más allá, se observaba ados trabajadores del hotel de aquel sector, ambos se apostaron para lavar la suciedad de un par de alfombras, para luego enjuagarlas y despachar toda esa agua sucia al lago donde los infantes aún continuaban con sus travesuras.

No hay peces en el lago

A lo lejos se divisaba el retorno de otra lancha, era la madre de los menores quien molesta exclamó “ya no hay pescado en el lago”, pues habría estado casi toda la mañana en las aguas y sólo extrajo media libra de mauris (peces nativos).

Poco o mucho se dice del aporte que la mayoría de los pobladores de los municipios aledaños al Lago Titicaca, hacen para mantener o disminuir el grado de contaminación que éste representa, a esto se suma el hecho de que no existe la suficiente información de concientización y preservación que se debiera compartir con los turistas que llegan a estas regiones.

El Lago Titicaca es considerado como uno de los principales destinos turísticos de Perú y Bolivia,situaciónque ayudó al progreso de algunas regiones como Puno y Copacabana,pero la factura del costo de este tipo de desarrollo trajo consigo consecuencias que afectan a la biodiversidad de esta zona lacustre.

Pero también se puede apreciar que las comunidades aledañas al lago, de a poco están quedando vacías, debido a la migración de varios lugareños sobre todo de los jóvenes, “yo soy pescador de tercera generación, pero mi hijo ya no se dedica a esto, porque ya no hay pescado, la plata no alcanza”, exclama Germán Quispe (42) comunario de la isla Suriqui, quien acongojado tuvo que aceptar que sus descendientes busquen mejores oportunidades de vida en las ciudades, acotando que hace décadas atrás se podía extraer hasta diez arrobas de pescado pejerrey, pero en la actualidad apenas se consigue seis libras.

Tododesarrolloviene de la mano con el controversial tema dela contaminación, más aun cuandose habla de un sitio que retiene grandes cantidades de agua dulce como lo es el Lago Titicaca siendo además él único sector donde llegan las aguas servidas de las regiones aledañas“por las mañanas es insoportables el olor que viene de Cohana, incluso dice que llega hasta Perú”, cuenta Quispe.

Varias de estas poblaciones circunlacustres, no cuentan con los servicios básicos como ser alcantarillado o agua potable para su consumo, “Recibimos agua de la lluvia, o de manantiales es rica esa agua” añadió la fuente. A esto se suma el hecho de que algunos proyectos como la implementación de una planta de procesamiento de la lenteja de agua que era convertido en compus y utilizado como fertilizante en los cultivos, quedó abandonado, sin que las autoridades locales, departamentales y binacional den cuenta de ello.

Un nuevo proyecto

Según la información proporcionada por la gobernación del departamento de La Paz, señala a las ciudades de El Alto y Viacha como los principales causantes de esta problemática, a los que se suman los municipios de Pucarani y Puerto Pérez.

Cabe mencionar que los estudios que identifican a los cuatro sectores mencionados arriba, fueron registrados de forma independiente por la institución departamental, dejando de lado los tratados binacionales que se tiene desde 1996 para realizar éste trabajo de manera conjunta con el gobierno de Perú, tras la creación de la ALT Autoridad Binacional del Lago Titicaca.

“Si bien se tiene varios tratados, lamentablemente no se ha tenido buena coordinación con otras instituciones y como gobernación tomamos la decisión de trabajar directamente con los municipios”, aclara María Luisa Condori, Directora de Salud Ambiental y Cambio Climático de la gobernación de La Paz.

Un primer emprendimiento para paliar el problema de la contaminación fue realizar estudios en diferentes sectores aledaños al lago“ya presentamos el estudio a diseño final para la implementación de una planta de tratamiento de aguas residuales”, aumenta la fuente, proyecto que está en espera de financiamiento para su ejecución.

La planta de tratamiento de aguas residuales se instalará en la comunidad de Catavi en Pucarani, a pesar de que los estudios dan cuenta de que la bahía de Cohana es uno de los sectores más afectados por los desechos inorgánicos y las aguas servidas.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario