Después de 63 años la presa de Misicuni inicia pruebas para dotar agua a Cochabamba

Después de 63 años la presa de Misicuni inicia pruebas para dotar agua a Cochabamba

Después de 63 años la presa más grande de Bolivia comienza con las pruebas para dotar agua para el departamento de Cochabamba, El presidente Evo Morales inspeccionó el pasado  lunes la presa terminada del Proyecto Hidroeléctrico Misicuni, y garantizó un presupuesto estatal de 48 millones de dólares para ejecutar obras complementarias.

“Gracias al trabajo del equipo económico del Gobierno nacional, gracias al seguimiento del hermano vicepresidente Álvaro García Linera nos han garantizado esos recursos económicos”, dijo luego de visitar las estructuras del embalse y participar en una prueba de sus válvulas hidráulicas.

La acción que marcó este hito fue realizada por el presidente Evo Morales al activar el cierre de las válvulas del túnel de desvío para comenzar la acumulación; Las válvulas fueron cerradas de manera definitiva para que la presa comience a envasar las aguas del río Misicuni.

El jefe de estado  Evo Morales manifestó en un acto realizado a pies de la cara de concreto de la presa, ante obreros, autoridades y comunarios. “Haciendo pruebas se va a empezar a juntar agua aquí. Esto va a ser una gran laguna”.

La presa es de 120 metros de altura y una capacidad de 180 millones de metros cúbicos, y en los primeros días de noviembre se anunció que se cerrarán definitivamente las válvulas y comenzaría el acaparamiento durante los meses de lluvia que siguen.

Morales explicó que 27 millones de dólares del nuevo presupuesto fueron asignados para obras menores en la presa, entre ellas tratamiento de laderas, implementación de hormigón armado e inyecciones de cemento.

Añadió también que el resto, 21 millones de dólares, fue dispuesto para la construcción de una aducción que traslade agua de la presa a la zona sud de la ciudad de Cochabamba.

El líquido del afluente cubrirá unos 60 millones de metros cúbicos de la capacidad de almacenamiento del embalse y el resto se cubrirá con el agua que generarán las lluvias que caerán en Cochabamba entre noviembre de este año y abril de 2017.

Por otro lado, Morales dijo que la compañía administradora del proyecto de agua y riego pidió 140 millones de dólares adicionales para construir un nuevo túnel en el embalse para que reciba aguas de otros dos ríos, Vizcachas y Putucuni, y aseveró que el órgano Ejecutivo está dispuesto a proporcionar los fondos.

Entre los objetivos se encuentra dotar de agua potable a las poblaciones urbanas del valle central, brindar agua para el riego de la zona agrícola y la generación de electricidad a través del proyecto hidroeléctrico. Las áreas beneficiadas comprenden el eje metropolitano del departamento con los municipios de sacaba, cercado, Quillacollo, Colcapirhua y Tiquipaya.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario