La juventud rumbo a la agenda 2020 y 2025

En estos tiempos trascendentales de cambio que atraviesa el país, en lo económico, político social, cultural tecnológico. Desde la nacionalización de los hidrocarburos, minerales que a sido la lucha de las organizaciones y movimientos sociales, de los mas abandonados de la clase mas humillada por mas de 500 años de sometimiento inicia nuestro proceso que hoy es nuestra revolución, con la conciencia del pueblo, estamos construyendo políticas estructurales desde nuestras bases y gobierno liderado por nuestro hermano presidente evo morales.

Como por ejemplo las telecomunicaciones la redistribución de las riquezas, la reducción de la pobreza extrema, la industrialización la creación de empresas, la política exterior, que posiciono a Bolivia frente al mundo, la demanda marítima, entre otras constituyen, la obra de nuestros antepasados de los que lucharon generación tras generación para un mejor futuro de la juventud.

Los avances en la soberanía científica y tecnológica, como la implementación del centro nuclear, para detectar la enfermedad del cáncer, el satélite Túpac Katari que facilitan la señal en radio bases que contactan con el territorio nacional y nos sirven para el funcionamiento de los telecentros de salud y educción, El teleférico que a mejorado nuestra calidad de vida simplificando el tiempo de cada uno de los ciudadanos que lo usan la empresa quipus que desde su planta ensambladora produce celulares de alta y media gama y computadoras portátiles, la planta de industrialización del LITIO, el mutún san buen aventura y los macros proyectos que están en construcción o el viceministerial de educación que trabaja con la tecnología de la información y comunicación TIC en la educación de nuestros jóvenes .

En ese cumulo de proyectos en marcha, la juventud nos estamos preparando para ser el capital humano del desarrollo de nuestra revolución industrial, la juventud pues no solo es motor sino alma de la soberanía científica y tecnológica en Bolivia. Para ello los jones y las jóvenes nos incorporamos como recursos humanos que innoven, trabajen y aspiren hacia una Bolivia como centro energético, científico y tecnológico, la juventud organizada desde nuestras organizaciones matrices de base seguiremos fortaleciendo y trabajando día y noche bajo el lineamiento que nuestros abuelos nos dejaron y juntos con nuestros padres en base a nuestros principios antiimperialista. Para las demás futuras generaciones.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario