Bolivia celebra Día del Acullico e insta a defender la hoja de coca

Bolivia celebra Día del Acullico e insta a defender la hoja de coca

El Día Nacional del Acullico, que se recuerda este 11 de enero, se celebrará en las ciudades capitales de los departamentos de Cochabamba, Tarija, Oruro, Santa Cruz, y La Paz con multitudinarias concentraciones, informó el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico.

“En base a estos datos históricos queremos revalorizar la hoja de coca, que la gente sienta la hoja de la coca, por tanto vamos a regalar bastante coca a los pobladores de nuestro país en diferentes ciudades de La Paz, Santa Cruz, Cochabamba”, explicó a ABI.

La Ley 864, promulgada el 12 de diciembre de 2016, declara cada 11 de enero como el “Día Nacional del Acullico” en homenaje a que en esa fecha, el año 2013, el Estado Plurinacional de Bolivia volvió a adherirse a la Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes de 1961 con una reserva sobre el masticado de la hoja.

La concentración en La Paz será a partir de las 10.00 en la Plaza Mayor de San Francisco con todas las instancias que forman parte del trabajo para la revalorización de la coca y sus múltiples usos que van desde jarabes, pastillas, mate hasta productos de belleza como cremas, champú y pasta dental, detalló el ministerio en un boletín institucional.

Además, se distribuirá la hoja de coca, con información respecto de sus diferentes usos, en la Universidad Mayor de San Andrés, en la Línea Roja de Mi teleférico Rojo (ex estación Central) y en El Alto, la estación J’acha Qhathu (zona 16 de Julio).

El Acullico, es la masticación de la hoja de coca y es un modo de consumo particular ancestral y tradicional. Su consumo y uso trasciende los diferentes estratos sociales del país.

El presidente Evo Morales recordó que el año 1961, el acullico (masticado) de coca fue vetado por la Convención Antidroga de la Organización de Naciones Unidas, bajo el argumento de que era “veneno” y dieron 25 años de plazo para eliminar esa tradición milenaria.

En ese sentido, dijo que en enero de 2011 Bolivia pidió su readmisión a la Convención Antidrogas de las Naciones Unidas, donde fue aceptada, en enero de 2013, con la reserva de despenalizar el acullico. Sólo 15 de 183 países objetaron la posición, lo que no alcanzó un tercio para vetar al país.

“Hasta el 2006 ningún gobierno democrático se ocupó de cómo hacer reconocer y explicar al mundo que la hoja de coca, en su estado natural, no es veneno”, subrayó el Primer Mandatario.

A su juicio, la mejor hoja de coca se produce en los Yungas de La Paz, pero la consumida por los más pobres se encuentra en el Chapare de Cochabamba. Remarcó que detrás del acullico de coca se encuentra la soberanía del país, por lo que su defensa debe estar por encima de cualquier reivindicación sectorial o regional.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario