Campesinos piden la reversión de concesiones de cooperativistas mineros

Campesinos piden la reversión de concesiones de cooperativistas mineros

CSUTCB se declara en emergencia y anuncia ampliado y el Gobierno declara duelo nacional y nombra a la autoridad flagelada “Héroe y defensor de los recursos naturales”

Tras el cruel asesinato del viceministro de Régimen Interior y Policía, Rodolfo Illanes Alvarado, el pasado jueves en Panduro, el Comité Ejecutivo de la Confederación de Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), a través de su máximo dirigente Feliciano Vegamonte, declara emergencia y luto, y pide la reversión al Estado de las concesiones de los cooperativistas mineros.

“Preocupados  y sobretodo consternados después de haber escuchado, que los hermanos cooperativistas mineros han tomado una decisión ya con intensiones muy ajenas a los principios (…) de todos los bolivianos”, expresó Vegamonte en rueda de prensa minutos antes que el ministro de Gobierno, Carlos Romero, confirmó el asesinato de Illanes, en Panduro provincia Aroma, de La Paz.

El máximo dirigente campesino, al lado del Comité Ejecutivo en pleno de la CSUTCB, señaló que esa violenta acción de un sector del cooperativismo minero boliviano tiene afanes “conspirativos y desestabilizadores” de la democracia, el Gobierno nacional, el proceso de cambio y sobretodo la “soberanía”, alcanzados en 2006 de la mano de los movimientos sociales y el liderazgo del presidente Evo Morales.

“Las organizaciones sociales del campo estamos convencidos que el sector cooperativo minero no es dueño de las minas”, por lo que no pueden tomar decisiones sobre las áreas mineras que les otorgó el Estado, dijo Vegamonte en su calidad de Secretario Ejecutivo de la CSUTCB.

En ese sentido, el dirigente que señaló a las “transnacionales” de estar detrás de esas movilizaciones, anunció que la CSUTCB, una de las organizaciones sociales más importantes del país y aliado del Gobierno, pedirá la reversión  de las áreas de trabajo de los cooperativistas mineros al Estado y a favor del pueblo boliviano.

“No vamos a aceptar que haya decisiones conspirativas y que ellos (los cooperativistas mineros) estén con algunas decisiones  incluso para desestabilizar al Gobierno. Nosotros nos vamos a organizar para defender al Gobierno y a las instituciones del Estado”.

“Todo tiene límites”,  advirtió Vegamonte sobre violentas movilizaciones que desencadenaron en el cruel asesinato de Illanes, y a la contaminación al medioambiente por parte de ese sector, lo que atenta a la producción agrícola.

EMERGENCIA Y AMPLIADO

Ante los luctuosos hechos y el rumbo que toma las manifestaciones del sector minero, los trabajadores del agro, además  se declaran en emergencia y la CSUTCB convoca a un ampliado nacional para los siguientes días, donde se plantearán acciones urgentes a respecto.

En declaraciones a radio Patria Nueva, la Federación Departamental de Trabajadores Campesinos de Santa Cruz,  a través de uno de sus dirigentes,  confirmó el estado de emergencia del sector y aseguró que esos hechos les unen más a los sectores sociales.

CULPAN A DIRIGENTES Y DECLARAN DUELO NACIONAL

Entre tanto, las autoridades de Gobierno, acusan a los dirigentes de la Federación Nacional de Cooperativas Mineras (Fencomin) y Confederación de Cooperativas de Bolivia (Concobol) de movilizar a sus bases con “engaños” por lo que son responsables de los sucesos, que según se informó también cegó la vida de tres cooperativistas en los enfrenamientos con la Policía en los bloqueos de caminos que se retomaron el pasado martes.

“Era asesor del movimiento campesino del trópico de Cochabamba. Trabajó en diferentes dependencias del Gobierno, era comprometido con el pueblo. Estoy convencido que fue allá (Panduro) a convencer a los cooperativistas, con el resultado esa actitud tan cobarde”, afirmó el presidente Evo Morales, el viernes en Palacio de Gobierno, donde se instaló una capilla ardiente y se veló los restos mortales de Illanes.

Morales que declaró duelo nacional por el asesinato de la autoridad y lo nombró “Héroe y defensor de los recursos naturales”, también responsabilizó a los medios de comunicación de la derecha y a la oposición de alentar la violencia en el país.

La nominación de héroe a Illanes es en alusión a una de las demandas de Fencomin y Concobol que tiene que ver con la modificación de la Ley Minera para asociarse con empresas privadas nacionales y transnacionales, que a decir de las autoridades,  es inviable e inconstitucional, porque constituiría la privatización de los recursos naturales que son de propiedad del pueblo boliviano.

Además el sector movilizado, que según el Gobierno rechazó varias convocatorias al diálogo y desconoció acuerdos, se opone a al derecho a la sindicalización de los peones de las cooperativas mineras, que establece la Ley 149, promulgada por el presidente Morales el pasado 20 de agosto en Cochabamba, en presencia de los máximos dirigentes laborales como el ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Guido Mitma.

Morales, que se mostró muy compungido y dolido por los recientes sucesos, aseguró que el Gobierno tampoco “abandonará” a las familias de los cooperativistas mineros que fallecieron en los enfrentamientos con policías.

Aseguró que no los efectivos estaban prohibidos de usar armas de fuego para desbloquear caminos de los mineros con el uso indiscriminado de cachorros de dinamita. Demandó a las instancias correspondientes a dar con los autores materiales e intelectuales de las agresiones y muertes de mineros y el Viceministro.

El bloqueo de caminos en carreteras troncales por cooperativistas de Oruro, Cochabamba, La Paz y Potosí, afectó a miles de bolivianos y las agresiones de los movilizados alcanzaron a los transportistas,  periodistas, viajeros y daña a la economía del país.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario