Gobierno aprueba Decreto Supremo para certificar y carnetizar a privados de libertad para facilitar su acogimiento al a Ley del Indulto

Gobierno aprueba Decreto Supremo para certificar y carnetizar a privados de libertad para facilitar su acogimiento al a Ley del Indulto

Como cada miércoles, en reunión de gabinete se aprobó Decreto Supremo para entregar certificados de nacimiento y carnets de identidad a tos los privados de libertad en las cárceles de Bolivia con el objetivo de facilitar a los reclusos que reúnen las condiciones para acogerse al Decreto 1723, Decreto Presidencia de indulto y amnistía.

“Se quiere facilitar a aquellos que reúnen las condiciones para poder acogerse a Ley de indulto, el objeto es que todo mundo tenga su carnet de identidad y Carnet de Identidad”, informó el ministro de gobierno Hugo Moldiz a tiempo de aclarar que el Decreto es de alcance para extranjeros con residencia temporal o permanente que cometieron algún delito y no así para extranjeros que no tienen algún tipo de residencia.

Según la autoridad, el Decreto Supremo esta en el marco de la reforma del penitenciario al igual que la policial y judicial, donde el ministerio de gobierno, justicia y Fiscalía trabajan contra del hacinamiento en los recintos penitenciaros y se procede al despoblamiento de distintas cárceles del país.

Asimismo anunció el trabajo de un proyecto de ley por parte de la Asamblea Legislativa Plurinacional para complementar el presente Decreto a fin que se facilite el acceso a la Ley del Indulto y Amnistía.

En Bolivia, las personas privadas de libertad están expuestas a:

1) La retardación de justicia. Datos de la Defensoría del Pueblo dan cuenta que Bolivia la mayor cantidad de presos sin sentencia en toda Latinoamérica, seguido de Paraguay con un 84% y Chile con el 16%. Solo en la cárcel de Palmasola el 90% de reclusos están como detenidos preventivos.

2) Las condiciones en que viven. Un estudio de la OEA establece que las cárceles de Bolivia son las más hacinadas seguido de Salvador y Haití respectivamente; el total de recintos penitenciarios están habilitados para 4.884 individuos y actualmente supera los 14.770 siendo las de las ciudades las más hacinadas.

La cárcel de Quillacollo tiene capacidad para 30 personas pero alberga a 320; San Roque de Chuquisaca para 60 y pero aloja a 402; Palmasola de Santa Cruz para 600 pero en la misma residen 5000 privados de libertad; San Pedro de La Paz para 800 pero alberga a 2.300 personas, entre los datos publicados por la Defensoría.

3) La discriminación forma parte de la convivencia del día a día de los privados de libertad sin contar la violencia física, psicológica, carencias materiales y extorsión permanente, vulnerándose sus derechos humanos.

El artículo 5 del Decreto 1723 establece que los requisitos para acogerse al indulto son: documento de identidad, certificado de acreditación de no tener una segunda imputación, carnet o certificado de discapacidad, certificado de conducta y certificado médico en caso de ser necesario.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario