Informe Mundial sobre las Drogas destaca que Bolivia redujo el cultivo de coca de 25.000 hectáreas a 23.000

En pasados días, Antonio De Leo, Representante de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), presentó elinforme sobre la situación de la drogas a nivel a nivel mundial, en el mismo destaca que Bolivia al ser el tercer país productor en hoja de coca, después de Perú y Colombia disminuyó su producción de 25.000 ha a 23.000 ha hasta la presente gestión.
Asimismo manifiesta su preocupación porque “aunque en Bolivia existe un tendencia a reducir los cultivos de coca, su expansión hacia áreas protegidas constituye una permanente amenaza a los esfuerzos que realiza el país para la protección de la biodiversidad”, solo en el 2013 se habrían detectado 1011 ha cultivadas con coca en estas áreas con tendencia a descender.
El informe sobre las Drogas 2015 contiene la situación general de la oferta y la demanda de distintos tipos de substancia controlada e incluso su preocupación por el surgimiento de nuevas sustancias psicoactivas, así como sus efectos para la salud; también se analiza los datos científicos relacionados con las estrategias de prevención del consumo de drogas y los principios generales de una respuesta eficaz al tratamiento del consumo de drogas.
El segundo capítulo del informe prioriza el modo en que el desarrollo alternativo, en el contexto más amplio de la agenda para el desarrollo, tiene por objeto romper el círculo vicioso del cultivo ilícito, proporcionando a los agricultores medios de vida alternativos.
Consecuencias sanitarias del consumo de drogas
Según el informe de la UNODC, 246 millones de personas, equivalente a la población de Argentina y Brasil, o un poco más del cinco por ciento de la población mundial entre 15 y 64 años consumieron droga ilícita en el 2013.
El hecho constituye una preocupación a nivel mundial porque la mayoría de los consumidores de drogas problemáticos sufren trastornos a casusa de esta sustancia. El número anual de muerte relacionadas con el consumo de droga (187.100 en el 2013) casi se mantiene.
Los hombres son tres veces más susceptibles de usas cannabis, cocaína y anfetamina, mientras que las mujeres tienden a consumir más apioides y tranquilizantes que lo hombres.
La prisión, un entorno de alto riesgo para la salud
El informe identifica que las personas privadas de libertad constituyen un grupo vulnerable y propenso al consumo de drogas; un tercio de estas personas los consumen durante su encarcelamiento al menos en una ocasión, la sustancia que generalmente consumen es el cannabis y los hacen en condiciones peligrosas; por eso los altos índices de reos con enfermedades infecciosas como el VIH, hepatitis C y la tuberculosis.
Tendencias de la producción y el consumo de drogas por regiones
La producción de cannabis se limita a países de África septentrional, el Oriente Medio y Asia sudoccidental; América del Sur concentra el mayor cultivo de arbusto de coca; Asia sudoccidental y Asia sudoriental cultiva adormidera.
En cuanto al consumo, prevalece el consumo mundial de apioides y opiáceos sin embargo el cultivo de adormidera alcanzó su nivel más alto desde finales de la década de 1930. Sobre el suministro de heroína, el 90% de la heroína consumida en Canadá procede de Afganistán y Estados Unidos se abastece de las fábricas de Colombia y México.
Cultivos de coca y consumo de cocaína
Pese a que el 2013 disminuyó el cultivo de la hoja de coca al igual que el consumo e cocaína, las tasas de consumo más altas se encuentran en Brasil, Chile y Argentina; así como Perú, Colombia y Bolivia continúan siendo los principales países productores de coca.
Cultivos de coca y daños al medio ambiente
El informe manifiesta su preocupación porque aparte del costo humano de la fabricación, el tráfico de cocaína, está causando daños al medio ambiente por el empleo de herbicidas, fertilizantes y otras sustancias en el proceso de producción y fabricación de cocaína, pese a la disminución de la producción.

Solo en Colombia se perdieron 280.000 hectáreas de bosques entre el 2001 y 2013 y en Bolivia persiste la amenaza de expandirse la producción hacia áreas protegidas.
Consumo de sustancias ya conocidas y surgimiento de otras
Si bien en distintos países la tendencia de consumo de cocaína tiende a disminuir, el consumo de otras sustancia controladas como cannabis, metanfetaminas tiende a subir; además que surgen nuevas sustancias psicoadictivas que no están sometidas a fiscalización y plantea una amenaza para la salud pública.
Desarrollo alternativo
Frente a los índices presentados en el informe, el rol del desarrollo alternativo es relevante para los productores que siembran cultivos ilícitos a objeto de promover la protección ambiental apoyar a las comunidades afectadas por otros tipos de delito, incluyendo los delitos contra la vida silvestre y los bosques.
Asimismo se plantea que los países trabajen para proteger la promesa de las futuras generaciones, alentándolos a llevar adelante iniciativas que puedan desarrollar sus aspiraciones y oportunidades; por su parte la Sesión Especial de la Asamblea de las naciones Unidas (UNGASS) a llevarse adelante el 2016, fomentará el intercambio de ideas y lecciones aprendidas, para lograr los objetivos a establecerse en la Declaración Política y Plan de Acción para el 2019.

Prensa Rural

Comentarios

comentarios

Deja un comentario