Estados Unidos debe extraditar a Goni para responder por sus crímenes en Bolivia

Estados Unidos debe extraditar a Goni para responder por sus crímenes en Bolivia

Justicia, justicia, justicia…., clamor popular con el que acabó la brutal y sanguinaria represión en las jornadas de octubre de 2003, siguen retumbando en el sentimiento de los  bolivianos.

El pasado 17 de este mes, se recordó los 13 años de la llamada guerra del gas, uno de los momentos más tensos del Siglo XXI en Bolivia protagonizado por los sectores sociales (indígenas, campesinos, vecinos, gremiales, trabajadores, estudiantes y otros) apoyados por clase media y el pueblo en general contra el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada y sus aliados Jaime Paz Zamora (MIR) y Manfred Reyes Villa (NFR).

El rechazo a la intensión de Goni, como es conocido Sánchez de Lozada, de vender gas a Estados Unidos (EEUU) vía Chile, generó la condena y el levantamiento popular a la cabeza de los indígenas y campesinos aymaras desde las provincias y El Alto de La Paz.

A 13 años de esos sucesos, cuyo desenlace fue la renuncia y huida de Goni a EEUU,   las voces de las víctimas de la masacre  exigiendo justicia,  no cesan y se hacen más vehementes y firmes.

Precisamente desde El Alto, cuna de la llamada Guerra del gas que dio paso al proceso revolucionario del cambio, en homenaje a los más de medio centenar de caídos y medio millar de heridos, se reivindicó la necesidad de no “descansar” hasta que EEUU, que cobija a Goni y a su ministro Carlos “Zorro” Berzaín  desde el 17 de octubre de 2003, extraditen a esas nefastas exautoridades acusadas de crímenes de lesa humanidad.

“Las heridas no cicatrizan, la justicia tiene una gran deuda con nosotros, con el pueblo alteño, por eso seguiremos exigiendo justicia hasta ver a Goni en Chonchocoro junto a sus lacayos”, expresó Sandro Ramírez, presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto, Sandro Ramírez, en el cabildo realizado en esa urbe tras una nutrida y bulliciosa marcha.

El dirigente de la Fejuve, una de las organizaciones que comandó la lucha, junto a la Central Obrera Regional (COR) de El Alto, en coincidencia con otros sectores, demandó al Gobierno a extremar esfuerzos para traer a Goni al país para ser juzgado.

La respuesta gubernamental no se dejó esperar. El vicepresidente Álvaro García Linera, luego de iniciar en Santa Cruz la cancelación del bono escolar Juancito Pinto 2016, uno de los beneficios de la Guerra del Gas,  afirmó que la extradición del expresidente ya no depende de las autoridades bolivianas.

“El hombre se escapó, se refugió en Estados Unidos, la justicia de Bolivia ha hecho los trámites, la demanda necesaria, pero ya no está en nuestras manos, está en manos de la justicia norteamericana”, dijo  según la estatal ABI.

“No nos vamos a rendir, vamos a seguir luchando hasta que se haga justicia”, enfatizó por su parte el dirigente de los familiares de las víctimas, José Quispe.

Sánchez de Lozada y junto a Sánchez Berzaín están disfrutando de la plata de los bolivianos y “desde allá conspiran contra los movimientos sociales, contra la democracia”, protestó Rodolfo Mancilla, dirigente gremial.

Según Rogelio Mayta, abogado de las víctimas y miembro de la Asociación de Familiares Caídos por la Defensa del Gas (ASOFAC-DG), la condena hasta 12 años de reclusión a los miembros del Alto Mando Militar de entonces, que acataron las órdenes de Goni, es un avance, pero la tarea más importante está pendiente. La extradición de Goni. La mayoría de los ministros de entonces están prófugos en Perú, Europa y otros países.

En la misa recordatoria a los caídos de octubre de 2003 en la Alcaldía Quemada, Mayta recordó que la intervención policial y militar a las multitudinarias movilizaciones en La Paz, El Alto y provincias murieron al menos 60 personas, pero posteriormente esa cantidad subió a 80, con el deceso de los heridos.

La Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), a través del diputado, Sergio Choque, dio reconocimientos a la Asociación de Familiares Caídos en Defensa del Gas (Asofac-DG) y la Asociación de Heridos-Afectados de Septiembre y Octubre de 2003 por la Defensa del Gas y los Recursos Naturales (Ahasoc-RN), a cuyos heridos y muertos los declaró Héroes de la Guerra del Gas.El presidente Evo Morales, en el acto inaugural de la distribución del bono Juancito Pinto 2016 en Cochabamba,  señaló que los “privatizadores” de los recursos naturales, en 2003 escaparon a EEUU y aseguró que el Gobierno cumplió la llamada Agenda de Octubre.

En lo político “se refundó Bolivia mediante la Asamblea Constituyente. Misión cumplida, ha costado, entre el 2006 y 2007 era como una guerra total (golpe cívico – prefectural),  contra la media luna y los separatistas que querían dividir Bolivia. Ahora tenemos luna llena política y territorial gracias a la lucha del pueblo boliviano”.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario