La realidad de los campesinos, indígenas y originarios cruceños en 10 años de gestión de Rubén Costas no cambia

La realidad de los campesinos, indígenas y originarios cruceños en 10 años de gestión de Rubén Costas no cambia

A casi once años de gestión del gobernador Rubén Costas, el departamento de Santa Cruz, sobre todo el área rural,  sigue olvidada y abandonada y no es como afirma la autoridad departamental.

“Si fuera verdad lo que dice el Gobernador, no habría el bloqueo de hace dos semanas de los hermanos guarayos exigiendo regalías y otras promesas que no cumplió y los municipios no estarían en emergencia por el desayuno escolar y otras demandas”, es la frase reflejada por el secretario de Educación de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Roly Yujra, que sintetiza esa realidad.

En su informe en enero pasado, por los diez años de su mandato y recientemente por el 206 aniversario de Santa Cruz (24 de septiembre), Costas, sin entrar en detalles,  recalcó que en ese decenio administró más de Bs 19 mil millones.

Señaló que el 90% de esos recursos se destinaron a la inversión pública y servicios básicos, y solo el 10% fue para pagar salarios a profesores, médicos, personal de salud,  funcionarios de la Gobernación y otros.

“En diez años de bonanza económica no hubo mucho trabajo, no se ve. Hubo cualquier cantidad de recursos para Santa Cruz y no sé qué ha hecho (Costas con el dinero), tal vez invirtió en municipios y poblaciones más pobladas como Andrés Ibáñez, el resto sigue igual”, dijo Yujra.

Parece que su jurisdicción, “solo llega hasta el cuarto anillo”. El departamento de Santa Cruz cuenta con 2,6 millones de habitantes diseminadas en  15 provincias. La población urbana, alcanza al 76%.

El descontento de las organizaciones sociales va más allá. La exejecutiva de la Federación Departamental de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias “Bartolina Sisa” de Santa Cruz y actual senadora Felipa Merino, desafía a Costas mostrar las obras que supuestamente hizo en las provincias.

“Yo le invito a bajar a las provincias junto con la prensa. Hay  mucha necesidad agua y luz, sostuvo Merino en contacto con Prensa Rural.

Contrariamente, la autoridad departamental, jefe del opositor Movimiento Demócrata Social (MSD), partido de ultraderecha, se llena la boca afirmando que uno de los logros de su gestión es que la electrificación rural alcanzó al 94%.

“En varias comunidades, la Gobernación sólo plantó algunos postes”, refutó la senadora.

Respecto al agua, el otro servicio básico, los representantes de las organizaciones sociales, coinciden que la gestión de Costas tampoco priorizó ese elemento vital para el consumo humano y la producción agrícola.

Según Yujra, en muchas comunidades no hay agua para consumo humano, ni para riego y tampoco para la crianza de animales, lo que se siente más en épocas de sequía como la que soportan actualmente varias provincias.

Para el presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), Lucio Ayala, la dotación y adquisición de cisternas se constituiría en un importante aporte para combatir la escasez de agua en Santa Cruz, sobre todo, en las poblaciones y comunidades más alejadas.

Yujra, representante del bloque oriente en la CSUTCB,  destaca el aporte del Gobierno nacional y del presidente Evo Morales, en esos rubros a través de los programas Bolivia Cambia y MiAgua.

“Desde que llegó al Gobierno, Evo siempre llega a Santa Cruz con obras como colegios, perforación de pozos, sistemas de agua potable y riego. Eso es a diario, sino fuera eso no habría nada”.

Ayala de la Cidob, que tiene regionales en toda la parte oriental del país y la Amazonia,  coincide que el aparente desarrollo con infraestructura y servicios básicos, solo se ve en las zonas más pobladas y concentradas de Santa Cruz. “Eso demanda que debemos seguir trabajando, como lo hace el Gobierno y el hermano Evo, no solo en pequeñas obras, sino con megaproyectos (caminos, termoléctricas y otros).

Los dirigentes señalan que otra área en el que la Gobernación cruceña no invierte como debería,  es la infraestructura vial, pese a que Costas asegura que  la Red Departamental de Caminos se duplicó y las vías asfaltadas se ampliaron de 5 a 180 kilómetros.

“No hay caminos para sacar productos, lo que se agrava en época de lluvias”, lamentó Yujra.

Por su parte Merino, a manera de ejemplo,   mencionó que el  pedido de mejoramiento y construcción de caminos  de las autoridades y población de Cotoca directamente al Gobierno nacional,  demuestra que la Gobernación descuida su competencia.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario