Bolivia rechaza la afirmación de Chile sobre el Silala y reitera que hay un desvió “forzado”

Bolivia rechaza la afirmación de Chile sobre el  Silala y reitera que hay un desvió “forzado”

Chile tiene que explicar ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que hace 100 años han canalizado las aguas del Silala de manera artificial hacia su territorio.

El secretario del Consejo de Defensa del Silala, René Martínez, explicó que los jueces de Haya tienen que saber que las aguas de vertientes y bojedales en suelo boliviano, fueron drenadas con obras civiles múltiples, empedrados, mampostería, tapados y cubiertas. Esos trabajos contradicen al concepto del rio internacional, que tiene que tener un cauce natural.

Martínez a contramano de las últimas declaraciones del canciller chileno, Heraldo Muñoz, que dijo que la ciencia y la geografía están a favor de su país porque las aguas del Silala siguen un curso internacional natural.

Sobre ese desnivel hay que hacer conciencia de que el Gobierno chileno y las empresas chilenas canalizaron nuestras aguas y será un elemento importante bajo criterios técnicos y científicos en la CIJ (Corte Internacional de Justicia) de La Haya para definir la verdad histórica, refutó Martínez.

“No hay un cauce natural, tampoco un rio, por lo tanto la hipótesis chilena es una ficción, me refiero a esa forzada intencionalidad de llamar rio internacional a las aguas del Silala”, dijo Martínez.

También invitó a las autoridades chilenas a conformar una comisión de expertos para visitar el Silala.

“Además nos hemos enterado que hay una fecha calendario (en Chile) y como país, ojala que esos expertos lleguen al lugar de los hechos, no tenemos nada que ocultar  y no se frustre la visita como la de los parlamentarios (chilenos)”, dijo, en referencia a una inspección anunciada por diputados y que la misma fue suspendida.

Chile inició una demanda contra Bolivia en la CIJ defendiendo su teoría  de que el Silala es  un rio internacional y no un manantial.

Las Aguas del Silala se originan en una serie de ojos de agua y bofedales, en territorio boliviano que fueron canalizadas artificialmente por Chile, con el objetivo de desviarlas a su territorio, inicialmente bajo autorización de la gobernación de Potosí,  para alimentar los trenes a vapor y hoy en día es comercializada por privados para la explotación minera.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario