Evo: Mercosur no puede convertirse en cómplice de una intervención a Venezuela

Evo: Mercosur no puede convertirse en cómplice de una intervención a Venezuela

Mendoza (ARGENTINA), 21 de julio (ABI).- El presidente boliviano, Evo Morales, advirtió el viernes que la Cumbre del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) que celebra en la ciudad argentina de Mendoza, no puede convertirse en cómplice de una intervención a Venezuela, durante un discurso en el que urgió a la subregión a respetar el mandato de los presidentes elegidos democráticamente, independientemente de su posición ideológica.

“Nuestra obligación como región es cómo evitar cualquier intromisión extranjera, una intervención”, remarcó en su discurso y acusó a Estados Unidos de conspirar contra el gobierno de Nicolás Maduro, por intereses de carácter económico.

“Para nadie es oculto o un secreto que detrás de los problemas políticos de Venezuela está Estados Unidos; detrás de este golpe a Maduro están los intereses de carácter económico, están buscando el petróleo venezolano”, denunció.

El mandatario boliviano dijo que el MERCOSUR no puede actuar como la Organización de Estados Americanos (OEA) que, por motivos ideológicos, excluyó a Cuba de su seno hace más de medio siglo.

A su juicio, todos los presidentes tienen problemas en sus países por las demandas de sus movimientos sociales o por la necesidad de cambios estructurales, pero aseguró que deben ser los países, sin injerencia de ninguna naturaleza, los que resuelvan sus propios problemas.

Consideró que ante cualquier situación “es una obligación defender a los presidentes electos democráticamente”.

Recordó, a manera de paradigma, que Bolivia recibió un espaldarazo de la Unión de Países Sudamericanos (Unasur), en 2008, cuando se gestaba un quiebre institucional apoyado también por Estados Unidos.

En una reunión que se realizó en Chile, ese bloque rechazó cualquier intento de golpe civil o ruptura del orden institucional que comprometa la integridad del territorio boliviano.

El Presidente indígena dijo que se debe buscar el diálogo en Venezuela y recordó que Naciones Unidas y el papa Francisco, entre otros, convocaron al diálogo para resolver el conflicto de Venezuela.

“Hay caminos para resolver, pero no podemos ser cómplices de la intervención externa de Estados Unidos”, insistió y recordó que la historia de Latinoamérica está plagada de ejemplos de injerencia y de intervención de Estados Unidos que promueve toda clase de golpes contra los presidentes “antiimperialistas”.

En la Cumbre participan los mandatarios de Argentina, Mauricio Macri; de Brasil, Michel Temer; de Uruguay, Tabaré Vázquez; y de Paraguay, Horacio Cartes.

También la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, en calidad de Estado asociado; y el presidente boliviano como Estado en proceso de adhesión a ese bloque.

La Cumbre de Mendoza abrió en medio de tensiones después que la organización ordenó el retiro de la bandera de Venezuela de la plaza de pendones. Bolivia y Uruguay abogaron por el retiro de la medida.

Además, representantes de Perú, Ecuador, Colombia, Guyana y Surinam, también Estados asociados, y México, que acude como invitado especial.

///

 

Comentarios

comentarios