El Centro de Poseía Albor le rinde homenaje a Eduardo Galeano

El pasado lunes falleció el reconocido escritor Eduardo Galeano en Montevideo, murió a causa de un cáncer de pulmón a los 74 años de edad informaron medios locales.
Valeria Suarez / La Paz
En pasados días el Centro de Poesía Albor adaptó al teatro el ensayo “Las Venas Abiertas de América Latina” desde hace ocho años, con 756 escenificaciones teatrales y hace algunos días, después de la muerte del escritor le rindieron un homenaje con la presentación de un dossier con la trayectoria teatral de Albor, en la presentación rescataron la vida y los escritos de Galeano y adelantaron que harán una presentación especial en la ciudad de El Alto.
Eduardo Galeano nació en Montevideo, Uruguay en 1940 comenzó a trabajar de muy joven como caricaturista en un periódico político de izquierda, años más tarde fue Jefe de Redacción del periódico uruguayo Marcha, exiliado en países centroamericanos y europeos a causa de las dictaduras, escribió varios libros sobre historia y política desde su visión poética y revolucionaria, cuya máxima representación de sus ideas fue el ensayo “Las Venas Abiertas de América Latina” como escritorcriticó severamente a las oligarquías de Sudamérica y denunció al imperialismo norteamericano por sus intenciones coloniales en países subdesarrollados.
Por la trayectoria literaria y la constante defensa de Sudamérica, varios mandatarios latinoamericanos lamentaronel fallecimiento de Galeano y recordaron que fue un referente para la dignidad de los países subdesarrollados del continente americano cuyas palabras de Galeano algunas vez dijeron “ya es hora que los países de Suramérica empiecen a pensar con sus propias cabezas y caminen con sus propios pies”
Galeano acompañó las luchas del pueblo boliviano frente a las injusticias de los gobiernos de facto y los abusos de los países desarrollados que plasmó como ideas en varias de sus obras literarias, en 1971 en Las Venas Abiertas de América Latina indicó“Bolivia quedó obligada a importar productos exclusivamente de los Estados Unidos. Cuando por fin cayó el gobierno del Movimiento Nacionalista Revolucionario, devorado en sus cimientos por la ayuda norteamericana, el Embajador de los Estados Unidos, Douglas Henderson, comenzó a asistir puntualmente a las reuniones de gabinete del dictador René Barrientos”
Sobre la Guerra del Gas declaró “Pero el país que quiere existir, donde la mayoría indígena no tiene vergüenza de ser lo que es, no escupe al espejo. Esa Bolivia, harta de vivir en función del progreso ajeno, es el país de verdad. Su historia, ignorada, abunda en derrotas y traiciones, pero también en milagros de esos que son capaces de hacer los despreciados cuando dejan de despreciarse a sí mismos y cuando dejan de pelearse entre ellos”.
Y cuando Bolivia aprobó la Nueva ConstituciónPolítica del Estado resaltó “En el día de hoy del año 2009, el plebiscito popular dijo sí a la nueva Constitución propuesta por el presidente Evo Morales. Hasta este día, los indios no eran hijos de Bolivia: eran nada más que su mano de obra. En 1825, la primera Constitución otorgó la ciudadanía al tres o cuatro por ciento de la población. Los demás, indios, mujeres, pobres, analfabetos, no fueron invitados a la fiesta”. Asimismo en el último encuentro que tuvo con Evo Morales en Uruguay indicó sobre el libro del mar “Este texto debería llamarse El Libro del Mar Robado”.
La última obra escrita de Galeano se titula “Mujeres” en el cual rescata la lucha de las mujeres en la historia mundial como Juana de Arco, Rosa Luxemburgo, Domitila Chungara, entre otras personalidades.

Valeria Suarez

Comentarios

comentarios

Deja un comentario